Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

TRATAMIENTO Y BIENESTAR CORPORAL Y EMOCIONAL
Homeopatía

 

Terapias Alternativas - Tratamiento y Bienestar Corporal y Emocional: "HOMEOPATÍA"

 

 

A mediados del siglo XVIII, la medicina europea se caracterizaba por prácticas que ahora se consideran bárbaras: dosis nocivas de mercurio y otros metales pesados y el amplio uso que se hacía de la sangría, etc.

Un médico alemán llamado Hahnemann, nacido en 1755, abandonó la práctica de la medicina, preocupado por el daño que estas costumbres causaban a los enfermos. Mientras traducía una obra de Cullen, un herborista escocés, encontró una teoría relativa a la acción curativa de la «corteza peruviana», que ahora conocemos como quino. Este medicamento (la quinina), efectivo contra la malaria (un azote en la Europa de la época), fue introducido en nuestro continente por los exploradores españoles en América del sur. Cullen exponía la teoría de que el intenso sabor amargo de esa corteza actuaba como «tónico» para el estómago, y cortaba la fiebre.

Hahnemann rechazó esta teoría, pues conocía varias sustancias igualmente amargas, o incluso más que, sin embargo, no curaban la malaria. No obstante, observó que el medicamento era efectivo, y eso despertó su interés. Empezó a experimentar personalmente el medicamento, a pesar de no estar enfermo. El resultado fue que desarrolló muchos de los síntomas de la malaria, peri sin fiebre. Los síntomas desaparecieron cuando dejó de tomar el preparado de la corteza y reaparecieron al tomarlo de nuevo. A partir de este experimento formuló la teoría de que la acción curativa del medicamento sobre la enfermedad estaba relacionada con la capacidad del medicamento para causar síntomas similares en personas sanas que lo tomaran (ley de los similares).

La homeopatía es un tratamiento médico que emplea sustancias naturales diluidas para estimular las defensas naturales del cuerpo. Cuando se está sano, esas defensas naturales son efectivas y eficientes.

LEY DE LOS SIMILARES

Un medicamento puede curar una enfermedad en una persona enferma si provoca un conjunto similar de síntomas cuando se administra a una persona sana.

Para comprobar esta teoría, Hahnemann realizó algunos experimentos similares (llamados pruebas) utilizando otros medicamentos cuyo empleo se había transmitido en la tradición popular. Descubrió así que cada medicamento producía un conjunto singular de síntomas («cuadro sintomático»).

Belladona: en las pruebas provocó síntomas de agitación, rubor en la cara, dolores palpitantes, dilatación de pupilas y aversión a la luz, dolor de garganta y muchos otros síntomas. Este cuadro se parecía mucho al de la escarlatina, otro azote epidémico de la época.

La belladona demostró ser curativa en muchos casos de escarlatina y también se observó que protegía a las personas expuestas pero que todavía no habían enfermado.
Árnica: ampliamente empleada durante algunas generaciones en las regiones montañosas de Europa por sus efectos beneficiosos para aliviar los dolores por magullamiento provocados por caídas, en las pruebas produjo sensibilidad a la inflamación.

LOS MEDICAMENTOS

Los medicamentos homeopáticos se obtienen casi exclusivamente de tres fuentes:

Minerales, como fósforo, oro y azufre o sales minerales, como cloruro de sodio, carbonato potásico y fosfato de calcio.
Sustancias vegetales, como Anemone pulsatila (pulsatila), Staphysagria (estafisagria), Matricaria chamomilla (manzanilla) y Ruta graveolens (ruda), entre otras.
Sustancias animales, como Lycosa tarentula (araña), Lae caninum (leche de perra) y Lachesis (veneno del crótalo), etc.

Todos los medicamentos se conocen por sus nombres latinos, lo que permite a los homeópatas del mundo entero comunicarse sus resultados. La mayoría de medicamentos poseen pruebas que definen su uso. La fabricación de medicamentos está regulada en cada país y las normas se publican en documentos denominados Pharmacopocia homeopathic de Estados Unidos.

Hannemann descubrió que los medicamentos eran más efectivos si se administran en pequeñas cantidades. En contra de lo que cabría esperar, el medicamento correcto actúa más a fondo y durante un periodo de tiempo más prolongado si se administra en una dosis más pequeña. Los homeópatas actuales creen que ello se debe a que la persona enferma es, en general, más sensible, precisamente por estar enferma, sobre todo a un medicamento que podría causar los mismos síntomas en otra persona sana, por eso la homeopatía tiene soluciones a largo plazo.

PREPARACIÓN DE LOS MEDICAMENTOS

Para preparar dosis más pequeñas Hahnemann ideó un método para dispersar el medicamento en una sustancia neutral, moliéndolo o agitándolo en leche azucarada o en alcohol, para luego volver a diluir esa mezcla en leche azucara o alcohol, volver a molerlo o agitarlo de nuevo, y así sucesivamente.

La dilución se suele obtener con la mezcla de una parte de medicamente por 99 partes de sustancia neutra, lo que da una dilución de 1:100, llamada centesimal o dilución «C».

 

Se utiliza la cantidad de posteriores diluciones y dispersiones para indicar la concentración del medicamento (por ejemplo, un 30C ha pasado treinta veces por este proceso usando una dilución 1:100). Si el medicamento se diluye en una proporción de 1:10, se utiliza una «X» en lugar de una «C». En algunos países europeos se usa una «D» (de decimal) en lugar de la «X».

Una vez preparados de este modo, los medicamentos se pueden administrar de formas distintas. La más corriente consiste en mezclar el líquido resultante con gránulos de sucrosa o pastillas de lactosa, que posteriormente se dejan secar. Los medicamentos homeopáticos preparados de este modo se conservan durante mucho tiempo, hasta el punto de que hoy, medicamentes preparados por Hahnemann en el siglo XVIII mantienen su efectividad. También se pueden administrar como líquidos, ungüentos, supositorios o inyecciones.

CÓMO ACTÚA LA HOMEOPATÍA

Lamentablemente, todavía no comprendemos del todo el mecanismo de acción de los medicamentos homeopáticos. Estudios científicos publicados recientemente han llegado a la conclusión incuestionable de que son eficaces, no simples placebos.

Gracias a las observaciones realizadas al tratar a los pacientes, los homeópatas conjeturan que el medicamento homeopático correcto estimula las defensas internas y naturales del organismo humano. En el caso de una infección de vejiga, por ejemplo, en la que la bacteria invasora es el E. coli, el medicamento no mata directamente la bacteria, sino que más bien impulsa a las defensas naturales del propio cuerpo para que luchen contra la infección y realicen el trabajo que hasta ese momento no han sido capaces de realizar.

En el caso del alivio de una migraña aguda, la acción del medicamento tiene que producir una corrección del desequilibrio del sistema nervioso causante de la constricción dolorosa de los vasos sanguíneos. En el caso de la depresión, la acción del medicamento tiene que restaurar el equilibrio en la química del cerebro. Estos resultados no parecen proceder de una acción directa del medicamento sobre los vasos sanguíneos o la química del cerebro, sino más bien de algún otro efecto todavía no determinado.

MEDICINA ORTODOXA Y HOMEOPATÍA

La vida tiene, ciertamente, una base física y la medicina ortodoxa parece considerar el mecanismo del cuerpo como lo más importante que se debe comprender y controlar. Aunque entendamos que un choche se mueve por el funcionamiento del motor, la transmisión, los frenos, el sistema eléctrico, etc., ese coche sigue siendo un objeto inmóvil, a menos que disponga de un conductor. Se le puede poner el mejor combustible, mantener las ruedas perfectamente hinchadas, limpias las bujías del encendido, pero por mucho que se cuide el coche, si se conduce con el freno de mano puesto o no se cambia adecuadamente de marcha, terminará por estropearse.

La homeopatía parece actuar como un sintonizador con el sistema conductor del organismo humano. Hahnemann se refirió a ello como la fuerza vital, y consideraba que la enfermedad era el resultado de un desequilibrio de esa fuerza. El estrés parece desequilibrar el sistema.

En la actualidad, los investigadores médicos empiezan a documentar los efectos negativos de muchas formas de estrés sobre nuestra salud. Hahnemann no hizo sino adelantarse a su tiempo, al reconocer los efectos negativos que tienen sobre nuestra salud una gran variedad de tensiones, incluidos los factores emocionales.

CONTINUAR

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES

«En el mundo interconectado y globalizado de hoy, es común y corriente que gentes de opiniones, creencias y razas diferentes vivan juntas. Es una cuestión de suma importancia entonces, que encontremos maneras de cooperar con los demás, unidos en el espíritu de la mutua aceptación y el respeto.»
S.S. Dalai Lama
«No estoy aquí para enseñar en un sentido convencional, estoy aquí para romper tu corazón, para destrozarlo y dejarlo en pequeños pedazos, para reducirlo hasta que se convierta en fertilizante, para que de ahí surjan tiernos capullos de claridad y nuevos árboles de compasión y tal vez incluso pequeños brotes de sorpresa, regados con tus lágrimas y sudor y nutridos con tu cálida presencia, y estarás tan ocupado cuidando a tus adorados recién nacidos que ni siquiera te quedará tiempo para recordar que alguna vez olvidaste cómo abrir tu corazón.»
Jeff Foster
«Eres espacio... Los pensamientos, imágenes, sensaciones, sonidos, sentimientos, son tus contenidos. Tus contenidos se mueven, cambian, se reacomodan constantemente, sin embargo, el espacio que eres siempre permanece en perfecta quietud. Nunca eres limitado, definido o contenido, integrado ni amenazado por tus contenidos, a los cuales abrazas amorosamente, como una madre abraza a su bebé recién nacido. Saber lo que realmente eres -ese abrazo incondicional a todo el contenido de este momento- es la verdadera alegría.»
Jeff Foster
«Mi dedicación consiste en ser útil a los 7 billones de seres humanos de este planeta, conjuntamente con las criaturas con las que lo compartimos. Si puedes, ayuda y sé útil a los demás, si no puedes, al menos no los lastimes, entonces, cuando todo termine, no sentirás arrepentimiento.»
S.S. Dalai Lama
«Este es un cuerpo temporal, pero lo Intemporal vive en él. El juego de la vida es ir más allá del yo superficial y encontrar la sabiduría no dual y la unidad-amor, el cual es Realidad Intemporal. Es aquí dentro la cueva de tu propio corazón. Cuida al cuerpo, pero no lo adores. Adora a aquél que habita dentro de tu corazón.»
Mooji
«Si quieres ir hasta el final, arrójalo todo. Y justo ahí hay un gozo, una libertad, una luz. Despluma todo a la nada. Arroja tus apegos, tus deseos, tus necesidades e inmediatamente estarás en un estado de frescura total, integridad total. Todo ser humano debería hacer esto de vez en cuando. El buscador serio desarrolla esta despiadada actitud para liberar su mente del colesterol de la identidad egoica. Sé tan vacío y verás que el vacío es totalidad. Y mientras más lo hagas, más disfrutarás el sin esfuerzo de todo. Ignora la voz del intérprete, del periodista del contador o del matemático por un momento y no lo querrás de vuelta. Si quieres llegar hasta el final, arrójalo todo.»
Mooji
«Cuando dejas completamente de esperar una historia mejor, o mejores emociones, o mejores circunstancias, entonces la mente está abierta a indagar hacia aquello que está presente, ahora y siempre, y en paz de manera natural.»
Gangaji
«Cuando podemos reconocer que el alma madura de forma natural y algunas veces con dolor, podemos estar más dispuestos a abrirnos a lo que sea que estemos sintiendo. Podemos parar nuestro proceso de autoprotección y, en vez de eso, autoindagar. Si no nos resistimos a lo que sea que estamos experimentando, entonces la dulzura subyacente de la vida se encuentra incluso en los momentos más amargos.»
Gangaji
«Sufriste en exceso por tu ignorancia. Cargaste tus trapos para un lado y otro. Ahora quédate aquí. En verdad, somos una sola alma, tu y yo. He aquí el sentido profundo de mi relación contigo, porque no existe, entre tú y yo, ni yo, ni tú...»
Rumi
«La observación de sí acarrea ciertos cambios en los procesos internos del hombre… Al observarse arroja, por así decirlo, un rayo de luz sobre sus procesos internos, que hasta entonces trabajaban en completa oscuridad. Y bajo la influencia de esta luz, los mismos procesos comienzan a cambiar.»
George Gurdjieff