Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

LA LEY DE ATRACCIÓN

 

Libera Tu Ser - La Ley de Atracción


Recuerda que...

Eres Energía, eres Vibración,
eres el invocador de tu Energía Vibratoria, eres Conciencia,
eres una extensión de la fuente de energía,
eres Creador (eres parte de Dios),
te hallas en continua comunicación con el Universo

 

 

¿Sabías que existe una Ley Universal que rige todos tus resultados?, ¿sabías que por ello tu economía es la que es, tus relaciones son como son, o tu salud es de la forma en que la experimentas?

Somos los únicos creadores de nuestra experiencia, los únicos responsables de nuestra realidad, para bien o para mal.

Aunque durante cientos de años, muchos de los personajes de mayor relevancia en la historia de la humanidad, hicieron alusión a estos principios, es ahora, gracias a la película «el Secreto», que estos conocimientos han sido revelados a gran escala, llegando a millones de personas.

La ley de Atracción (del mismo modo que la Ley de la Gravedad), es una Ley Universal, que existe aunque no puedas verla; que funciona tanto si crees, como si no; que aplica sus principios, tanto si haces un uso involuntario como deliberado de ella… de ahí la importancia de ser conscientes de aquello en lo que creemos, aquello en lo que pensamos y sentimos, y aquello que expresamos con palabras…

Podríamos definir la Ley de Atracción, como «el principio por el cual experimentas en tu vida lo que vibra en sintonía con tus creencias más profundas», puesto que estas creencias, son la base de nuestra comunicación con el Universo, la Fuente de Energía o Dios.

Todo pensamiento vibra, todo pensamiento emite una señal, y todo pensamiento atrae una señal que se corresponde con él. A este proceso, se le denomina la ley de atracción.

La ley de la atracción nos dice que los pensamientos sobre los que reflexionamos, los sentimientos que nutrimos,  las palabras que expresamos y las acciones que emprendemos, están hechos, como todo lo que existe, de energía. Dicha energía  vibratoria, atrae hacia tu vida, más energía del mismo tipo. De este modo, si estás teniendo pensamientos de pobreza,  de infelicidad, de tristeza o de miedo, estarás emitiendo una energía de una frecuencia vibratoria muy baja, que atraerá hacia ti más pensamientos, sentimientos y situaciones con la misma cualidad de energía.

«Todo lo que se asemeja, se atrae». Podemos comparar la poderosa ley de atracción, con un «gran supermercado», trabajando ininterrumpidamente a fin de proporcionarnos aquellas experiencias que encajan con nuestros pensamientos, o lo que es lo mismo, nos provee con nuestros semejantes vibracionales.

Aquello a lo que prestas atención, hace que emitas una vibración, y las vibraciones que ofreces, equivalen a lo que pides. Aquello a lo que prestas atención, es lo que experimentas en tu vida, y cuanto más atención le prestas, mayores son las posibilidades de que se convierta en tu realidad más rápidamente.

La clave para atraer lo que deseas, consiste en alcanzar una armonía vibratoria con lo que deseas. La forma más sencilla, es imaginando que ya lo tienes, «fingiendo», sintiendo que ya forma parte de tu vida, haciendo que tus pensamientos se recreen con la experiencia, y a medida que practiques esos pensamientos (imágenes), y ofrezcas sistemáticamente esas vibraciones, el Universo se reestructurará para proveerte de lo que estás pidiendo… nuestro cerebro trabaja con imágenes, no importa si son reales o imaginarias, pues no es capaz de distinguir entre unas y otras.

Nuestra mente, es el vehículo que nos sitúa en constante comunicación con la Fuente; las imágenes que ofrecemos, son las «palabras» que empleamos en esa comunicación, y las emociones que proyectamos, son el tono (vibración) con que esas palabras en forma de imágenes son expresadas.

Es importante observar si aquello a lo que estamos prestando nuestra atención, es lo que deseamos, o la ausencia de lo que deseamos… ¿cómo lo sabremos?... por el modo en que nos sentimos. Cuando tus pensamientos coinciden a nivel vibratorio con tu deseo, te sientes bien, la gama de tus emociones pasa de la satisfacción a la expectativa, del anhelo a la alegría. Por el contrario, si estás prestando atención a la ausencia de lo que deseas, tu gama de emociones pasa del sentimiento de pesimismo a la preocupación, del desánimo a la ira, de la inseguridad a la depresión…

Te será fácil comprenderlo con un ejemplo… Tu deseo de mejorar tu situación económica no puede cumplirse si envidias la buena fortuna de tu vecino, ya que la vibración de tu deseo y la vibración de tu sentimiento de envidia, son distintas.

La mayoría de nosotros, ya sea a causa de la rutina, por ignorancia, o por falta de tiempo para adentrarnos un poco más profundamente en nuestro interior, no podemos controlar lo que pensamos, sentimos, hacemos, ni decimos. Además, según diversos estudios científicos, el 96% de nuestras acciones, están motivadas por pensamientos y sentimientos que están fuera de nuestro nivel de consciencia.

Dado que diariamente hacemos frente a más de 50.000 pensamientos, es completamente imposible controlarlos todos. Es muchísimo más sencillo y también más efectivo, aprender a prestar atención a nuestras emociones, eligiendo en cada momento los pensamientos que mejor nos hacen sentir… AQUÍ y AHORA, optando siempre por la emoción más positiva, ésta es la clave.

Así pues, en la medida en que seas consciente de tus emociones, podrás saber si facilitas o no esa parte de tu Proceso de Creación.

Tus emociones son una guía (como el mapa de ruta), de modo que si les prestas atención, podrás saber en todo momento si te encuentras en el camino correcto.

Como ves, nada tiene que ver con el hecho de decir «eso no es lo que quiero», o «eso es lo que deseo», puesto que el Universo, únicamente responde a nuestro foco de atención (punto de atracción), y cuando decimos «eso no es lo que quiero», es precisamente aquello en lo que estamos centrando nuestra atención, y por tanto, afirmando para nuestra realidad.

Te guste o no, obtienes aquello en lo que piensas. Las cosas son siempre atraídas hacia ti, por ti.

Dice la ley de atracción que atraes hacia ti la esencia de lo que ocupa predominantemente tus pensamientos. De modo que si piensas sobre todo en las cosas que deseas, tu experiencia vital reflejará esas cosas, y por el contrario, si piensas ante todo en lo que no deseas, tu experiencia reflejará eso mismo.

Cuando comprendes la ley de atracción, deja de sorprenderte lo que ocurre en tu experiencia, pues entiendes que eres tú quien lo ha propiciado a través del proceso de tu pensamiento. No puede ocurrir nada en tu vida que de un modo u otro, tú no hayas «invitado» a través de tu pensamiento, ya sea consciente o inconscientemente.

Ten en cuenta que para la ley de la atracción, no existe el bien y el mal del modo en que nosotros los conocemos. El Universo, se limita a reflejar tu estado de ánimo, y a manifestar lo que está en sintonía con tus vibraciones.

 

Puesto que no existen excepciones a la poderosa Ley de Atracción, resulta sencillo comprenderla. Y cuando comprendas que consigues aquello en lo que piensas, y, lo que no es menos importante, cuando eres consciente de lo que piensas y de cómo te hace sentir, podrás ejercer un control absoluto sobre tu vida y tus experiencias futuras.

Comprender a través de tus emociones tu naturaleza vibratoria, te ayudará a crear tu propia realidad de forma sencilla y deliberada. Luego, con el tiempo y la práctica, comprobarás que todo lo que deseas, puede realizarse fácilmente, pues no hay nada que no puedas ser, hacer o tener, ya que eres un ser Ilimitado.

Principios que rigen al ser humano:

1. Todos trabajamos con un poder infinito.

2. Lo que está pasando en tu mente, es lo que estás atrayendo a tu experiencia vital.

3. Somos como imanes: lo semejante atrae a lo semejante. Te conviertes en lo que piensas.

4. Cada pensamiento tiene una frecuencia. Los pensamientos envían una energía magnética.

5. Si pensamos en lo que no deseamos, atraemos más de lo mismo.

6. Pensamiento = creación. Si estos pensamientos están acompañados de emociones poderosas (buenas o malas), se agiliza el proceso de creación o manifestación.

7. Tú atraes lo que son tus pensamientos dominantes.

8. Quienes hablan más sobre enfermedad, son los que la experimentan. Aquéllos que más hablan de prosperidad, la tienen, etc.

9. No puede existir el Universo sin que la mente participe en él, puesto que somos una extensión de esa fuente de energía.

10. Elije tus pensamientos con cuidado. Eres la obra maestra de tu propia vida.

11. Los pensamientos no manifiestan la realidad de inmediato… el tiempo actúa de filtro sobre los pensamientos acerca de lo que no deseamos, ofreciéndonos la posibilidad de modificarlos, sustituyéndolos por pensamientos sobre lo que si deseamos.

12. Todo en tu vida lo has atraído tú mismo… acepta este hecho, es verdad.

13. Tus pensamientos causan tus sentimientos.

14. No necesitamos buscar las razones de nuestras emociones. Se trata simplemente de reconocer si son positivas (paz, alegría, gozo, agradecimiento…), o negativas (tristeza, ira, envidia, frustración, miedo…).

15. Todos tenemos la capacidad de manejar y reconducir nuestras emociones.

16. Pensamientos que traen buenos sentimientos, significa que estás en el camino correcto. Pensamientos que traen malos sentimientos, significa que estás alejándote de tus deseos.

17. Cualquier cosa que estés sintiendo, es un reflejo perfecto de lo que está en proceso de llegar a ti.

18. Obtienes exactamente lo que estás sintiendo.

19. Sentimientos felices, atraerán más circunstancias felices.

20. Puedes empezar a sentir lo que sea que deseas (aún si no está ahí). El Universo corresponderá a la naturaleza de las imágenes que se formen en tu mente

21. Lo que piensas, lo que sientes y lo que ves manifestarse en tu vida, son siempre la misma cosa, sin excepción.

22. No importa si eres rico o pobre, alto o bajo, sano o enfermo, hombre o mujer... la ley de la atracción, como espejo creador, siempre funciona.

23. En el Universo, todo está interrelacionado, nada escapa a esta interconexión. La idea de la separación, es una ilusión.

24. El bienestar y la abundancia, son estados naturales del ser humano, la carencia o la pérdida, del tipo que sean, no son más que una ilusión.

25. Empieza a sentirte bien… es muy importante.


26. La vida puede y debe ser fenomenal, y lo será cuando tú, de forma consciente, apliques la ley de atracción.

27. El Universo se re-estructurará a sí mismo conforme a eso.

FÍSICA CUÁNTICA

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS