Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

EL TIEMPO Y LO CUÁNTICO
David Hoffmeister

 

Libera Tu Ser - Artículos Un Curso de Milagros: "EL TIEMPO Y LO CUÁNTICO


Del Libro de David Hoffmeister "El perdón cuántico: Física, te presento a Jesús".

 

La vida que se basa en la creencia en el tiempo lineal es absurda. El tiempo es sólo un montaje. El mundo del tiempo lineal no puede cambiar, así que intentar cambiarlo no tiene sentido. En lugar de eso, tenemos que cambiar de manera de pensar.

Un curso de milagros dice que el guión ya está escrito. “Está escrito” es tiempo pasado, transmite la sensación de algo que ya ha terminado. “El guión ya está escrito” hace énfasis en que el tiempo es el pasado. Está diciendo que el tiempo ya acabó, y no lo podemos cambiar. Una vez que empezamos a tener plena consciencia de esto, dejamos de jugar el juego de intentar arreglarlo.

El ego, sin embargo, enseña que el tiempo no ha terminado, que el mundo, la gente y las personalidades se pueden cambiar. Pone mucho énfasis en cambiar las formas. Tiene que ser lo uno o lo otro. No se puede ser el Santo Cristo —Todo lo que existe— y estar limitado por un cosmos ilusorio que parece ocupar ciertas coordenadas espacio-temporales. Tiene que ser lo uno o lo otro. ¿Somos el campo cuántico o somos un resultado concreto de una creencia?

Cuando contemplamos el tiempo y que “el guión ya está escrito” desde la perspectiva del Espíritu, sentimos cómo la mente comienza a expandirse. Empezamos a pensar que, tal vez, después de todo, no estamos tan limitados, que a lo mejor somos inmensidad y complección. Cuando miramos desde la perspectiva del Espíritu de manera consistente, podemos entrar en la alegría de ser, podemos, de hecho, perder la cuenta del paso del tiempo. Eso es lo divertido de la experiencia del despertar.

El Espíritu trabaja con lo que creemos y lo que percibimos, y eso es muy práctico. Conforme el Espíritu trabaja con nosotros de esta manera, nos vamos desapegando y des-identificando del mundo. Ya no estamos desorientados, ya no tenemos ninguna sensación de confusión. Somos Todo lo que existe y hay una sensación de gloria en darse cuenta de ello. Si alguien nos pregunta cómo nos va, podemos responder: “soy todo cuanto existe”. Esa es la sensación. En ella hay majestad, inmensidad. El Espíritu es esa inmensidad.

 

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS