Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

EL DESEO DE MORIR
Anna Horno

 

Libera Tu Ser - Reflexiones personales: "EL DESEO DE MORIR"

 

 

Durante años he sentido el deseo de morir. Todavía hoy, cuando el tedio me engulle, cuando pierdo de vista mi naturaleza u olvido el verdadero propósito de mi estancia aquí, me seduce la idea de desaparecer. Recurro a la muerte, la utilizo como una salida que me ofrece ventajas… y soluciones.

Pocas veces he tenido la valentía de confesarlo, de admitirlo públicamente. Y es que desear la muerte o fantasear con el suicidio, sigue siendo “pecado”, un atentado contra las normas, una locura, algo oscuro que merece condena, que debe ser medicado y remediado. Asumir que algunas veces desearía escapar de este mundo y de este cuerpo, parece algo poco saludable y motivo de recelo en otras personas. Así, muchos de nosotros, que en algún momento hemos sentido esa irresistible atracción por la muerte, optamos por mantenerlo en secreto, por acallarlo, por ocultarlo bajo una falsa apariencia de felicidad. Después de todo, eso es lo que se espera de nosotros.

Me enseñaron que debía amar un concepto del yo totalmente alejado del Yo, aceptar un rostro extraño como propio. Coloqué un gran peso en mi corazón y me obligué a cargar con él, a vagar con él hasta extenuarme, hasta anhelar desaparecer, descansar, aunque sólo fuera por un instante.  Descansar de todo lo aprehendido, descansar de todo lo que tomé prestado y que terminé por hacer mío, olvidando que no me pertenecía. Descansar de mis esfuerzos por salvaguardar una imagen, por proteger una idea; descansar de las expectativas propias y ajenas… descansar, al fin, de todo lo que es artificial en mi vida.

Por fin comprendí qué es en realidad mi deseo de morir… es mi deseo de vivir, de dar muerte a lo falso, a lo caduco, de zafarme de lo superfluo, de lo prestado, de lo que no soy Yo. Mi deseo de morir, es el anhelo de renacer al Amor, de regresar a la totalidad, de fundirme con ella. Así, parece lógico pensar que la destrucción del cuerpo sea el camino, la única solución.

Pero como en todo, también en esto el ego nos muestra un camino que no conduce a ningún lugar, un callejón sin salida. Porque morir no es posible. Sólo es posible abandonar lo que no es real, renunciar a lo que no me pertenece, volver la mirada a lo auténtico, a lo extraordinario y maravilloso en mí. Y una vez más, esto tiene que ver con la mente, no con el cuerpo. Abandonar este cuerpo no es la solución a ningún problema, pues otro cuerpo vendrá a ocupar el lugar del anterior y los mismos problemas se sucederán una y otra vez. No es posible escapar, porque en realidad, aquello de lo que pretendemos alejarnos, aún sin saberlo, es de nuestra propia mente.

El suicidio no es un acto cobarde, sino un acto inútil. Inútil porque no es posible escapar de nosotros mismos. Sólo es posible una transformación, sanar la mente trascendiendo nuestro actual punto de vista… y para ello necesitamos del cuerpo.

Hoy siento que este deseo de morir, lejos de ser mi enemigo, es una gran bendición. Una sacudida llamándome a despertar. Una invitación a liberarme de las cadenas del ego…

La próxima vez que te aceche el deseo de morir, no te sientas culpable… no lo ignores, escúchalo atentamente, ámalo, respétalo, hónralo. No hay nada de pecaminoso en él. Es pura inteligencia susurrándote la verdadera existencia, la que olvidaste pero nunca abandonaste… ¿cómo podría la ola existir separada del mar?

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES

«En el mundo interconectado y globalizado de hoy, es común y corriente que gentes de opiniones, creencias y razas diferentes vivan juntas. Es una cuestión de suma importancia entonces, que encontremos maneras de cooperar con los demás, unidos en el espíritu de la mutua aceptación y el respeto.»
S.S. Dalai Lama
«No estoy aquí para enseñar en un sentido convencional, estoy aquí para romper tu corazón, para destrozarlo y dejarlo en pequeños pedazos, para reducirlo hasta que se convierta en fertilizante, para que de ahí surjan tiernos capullos de claridad y nuevos árboles de compasión y tal vez incluso pequeños brotes de sorpresa, regados con tus lágrimas y sudor y nutridos con tu cálida presencia, y estarás tan ocupado cuidando a tus adorados recién nacidos que ni siquiera te quedará tiempo para recordar que alguna vez olvidaste cómo abrir tu corazón.»
Jeff Foster
«Eres espacio... Los pensamientos, imágenes, sensaciones, sonidos, sentimientos, son tus contenidos. Tus contenidos se mueven, cambian, se reacomodan constantemente, sin embargo, el espacio que eres siempre permanece en perfecta quietud. Nunca eres limitado, definido o contenido, integrado ni amenazado por tus contenidos, a los cuales abrazas amorosamente, como una madre abraza a su bebé recién nacido. Saber lo que realmente eres -ese abrazo incondicional a todo el contenido de este momento- es la verdadera alegría.»
Jeff Foster
«Mi dedicación consiste en ser útil a los 7 billones de seres humanos de este planeta, conjuntamente con las criaturas con las que lo compartimos. Si puedes, ayuda y sé útil a los demás, si no puedes, al menos no los lastimes, entonces, cuando todo termine, no sentirás arrepentimiento.»
S.S. Dalai Lama
«Este es un cuerpo temporal, pero lo Intemporal vive en él. El juego de la vida es ir más allá del yo superficial y encontrar la sabiduría no dual y la unidad-amor, el cual es Realidad Intemporal. Es aquí dentro la cueva de tu propio corazón. Cuida al cuerpo, pero no lo adores. Adora a aquél que habita dentro de tu corazón.»
Mooji
«Si quieres ir hasta el final, arrójalo todo. Y justo ahí hay un gozo, una libertad, una luz. Despluma todo a la nada. Arroja tus apegos, tus deseos, tus necesidades e inmediatamente estarás en un estado de frescura total, integridad total. Todo ser humano debería hacer esto de vez en cuando. El buscador serio desarrolla esta despiadada actitud para liberar su mente del colesterol de la identidad egoica. Sé tan vacío y verás que el vacío es totalidad. Y mientras más lo hagas, más disfrutarás el sin esfuerzo de todo. Ignora la voz del intérprete, del periodista del contador o del matemático por un momento y no lo querrás de vuelta. Si quieres llegar hasta el final, arrójalo todo.»
Mooji
«Cuando dejas completamente de esperar una historia mejor, o mejores emociones, o mejores circunstancias, entonces la mente está abierta a indagar hacia aquello que está presente, ahora y siempre, y en paz de manera natural.»
Gangaji
«Cuando podemos reconocer que el alma madura de forma natural y algunas veces con dolor, podemos estar más dispuestos a abrirnos a lo que sea que estemos sintiendo. Podemos parar nuestro proceso de autoprotección y, en vez de eso, autoindagar. Si no nos resistimos a lo que sea que estamos experimentando, entonces la dulzura subyacente de la vida se encuentra incluso en los momentos más amargos.»
Gangaji
«Sufriste en exceso por tu ignorancia. Cargaste tus trapos para un lado y otro. Ahora quédate aquí. En verdad, somos una sola alma, tu y yo. He aquí el sentido profundo de mi relación contigo, porque no existe, entre tú y yo, ni yo, ni tú...»
Rumi
«La observación de sí acarrea ciertos cambios en los procesos internos del hombre… Al observarse arroja, por así decirlo, un rayo de luz sobre sus procesos internos, que hasta entonces trabajaban en completa oscuridad. Y bajo la influencia de esta luz, los mismos procesos comienzan a cambiar.»
George Gurdjieff