Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

VIVIR EN COMUNIDAD:
MIRAR A LO QUE SE QUIERE Y A LO QUE SE PREFIERE

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "VIVIR EN COMUNIDAD: MIRAR A LO QUE SE QUIERE Y A LO QUE SE PREFIERE"



Del Libro de David Hoffmeister "Sosiega la Mente - De Regreso a Dios" (Unwind Your Mind - Back to God) - LIBRO III - Capítulo II
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

Participante: ¿Lo que tiene que irse son las preferencias, o el "yo quiero" que asocio a las "peticiones"?

David: Has visto que el "yo quiero" lleva anexa una expectativa. Has hecho una pregunta por tu cuenta y has establecido su respuesta en tus propios términos, tal como se describe en la sección Reglas para tomar decisiones del Curso. Ese es el panorama. El otro día cuando hablabas con tu amiga que parecía disgustada, recuerdo que dijiste: "Bueno, parece que a lo mejor tenías en mente una imagen de cómo se suponía que iba a ser". Estabas ayudando a guiarla a ver que si ha establecido una imagen en su mente, si tiene interés en determinado resultado, entonces aún tiene que creer que existe una forma concreta que es la mejor.

Todo el propósito de todo lo que hacemos es, por así decirlo, mantener la linterna por delante, para permanecer en la mente recta, desde donde se puede ver que eres el soñador del sueño. Cuando sólo se está observando el sueño, se puede ver que todas las cosas están orquestadas, y no hay ninguna sensación de peticiones personales. Se ve que cuando estás alineado con el Espíritu Santo y sólo intentas ser verdaderamente útil, las sugerencias o peticiones que sirven al conjunto vendrán sencillamente por medio de ti. No hay ninguna carga emocional puesta sobre cómo se soluciona en la forma. El regalo está en dar. La sugerencia forma parte del regalo, no hay ninguna expectativa de cuándo, ni de cómo, ni de si se va a abrir o no el regalo. Esa es la distinción a la que intentamos llegar en todo en lo que nos metemos.

Creer en el ego es tener una jerarquía de ilusiones, preferencias incluidas, y el asunto clave del que hemos intentado hablar una vez tras otra ha sido observar y examinar esas preferencias. Cuando empiezas a ver que ordenar los pensamientos y juzgar no ofrecen nada valioso, vas a empezar a cuestionarlos, y vas a establecerte en tu única función, en tu único propósito: ver que eres el soñador del sueño. Así de simple. Y ves que mientras sigas juzgando, poniendo orden y teniendo jerarquías no puedes ser el soñador, no puedes dar un paso atrás de todo ello. No van juntos. Toda la paz, la alegría y el amor vienen de estar en la posición del soñador, de ver el mundo de manera diferente y de darle otro propósito. El dolor y el sufrimiento vienen de poner orden, juzgar, fragmentar y percibirte a ti mismo como si estuvieses atrapado en el sueño.

Mientras la mente crea en lo concreto (en el ego) querrá poner orden en los pensamientos. Eso es lo que significa estar en la mentalidad errónea. Eso incluye pedir que se añadan cosas especiales a la lista de la compra. Puede verse cómo se complicaría la logística si decidiésemos conseguirle a todo el mundo cualquier cosa que quieran. El otro día oí decir a uno de ustedes: "Dios mio, nunca me había dado cuenta de cuántas preferencias tengo sobre la comida ni de lo fuertes que son". No era sólo sobre comer fuera o comer determinadas cosas, ¡era hasta la marca del refresco de cola! Esa clase de cosas pueden parecer realmente minúsculas, y sin embargo cuando uno está de esa manera parece que son importantes. Hay que cuestionarlas.

Participante: Podría dejar de hacer compras durante una semana hasta que disminuya un poco el suministro de comida. Si se acabasen todos los paquetes de papas fritas, toda la mantequilla de cacahuete y la mermelada [risas] y todo el pan, la gente tendría que cocinar pasta, o arroz, o algo, imagino. Me vi a mí mismo dando un paso atrás, pensando que en realidad no sé lo que significa nada de esto, pero que tengo que observar lo que ocurre.

David: Sí. Comer de lo que haya. Es igual que la Guía que yo recibí, sencillamente comer de lo que se sirva. A veces los seguidores de San Francisco pasaron días sin otra cosa más que pan, ¿te los imaginas quejándose de que la despensa estaba vacía?


Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS