Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

UNA PREGUNTA SOBRE LAS "MENTES PRIVADAS"

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "UNA PREGUNTA SOBRE LAS MENTES PRIVADAS"



Del Libro de David Hoffmeister "Unwind Your Mind - Back to God" - Capítulo VI
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

Hola David,

Me gustaría saber más sobre las mentes privadas, porque Jesús era uno con el Padre, pero ¿no tenía sus propios pensamientos y sentimientos? ¿O estás diciendo que Jesús no sentía los pensamientos del mundo sobre el que caminaba? Si él no tenía los pensamientos de la gente de este mundo, ¿cómo pudo saber lo que Pedro estaba pensando cuando dijo "Apártate de mí Satanás”? (Mateo 16:23).

Amado,

La creencia en las mentes privadas le asigna a la mente los atributos del cuerpo (la separación), y así parece que la mente está fragmentada, aislada, y sola en la percepción distorsionada. La creencia en las mentes privadas con pensamientos privados asume que la mente puede arrancarse a sí misma de la Mente de Dios y fragmentarse en trozos separados, cada uno diferente del resto. La suposición es que las mentes "individuales" tienen sus propios conjuntos de pensamientos únicos, y también que cada "mente" tiene la capacidad de tomar sus propias decisiones.

La Mente de Cristo, sin embargo, revela que la Mente Divina es Una, un Todo unificado que no puede dividirse. Lo que es Uno con Dios no puede estar dividido ni volverse diferente de la Mente de Dios que lo creó Íntegro. La Realidad de la Mente Única transciende la ilusión de las "partes", que podría separar Lo que Dios creó Uno para siempre. Sólo el Pensamiento de Dios permanece eterno. Y por eso no puede haber pensamientos privados.

Jesús y el Espíritu Santo son sinónimos como símbolos de la Mente Despierta, que ve el error pero sabe que es irreal. Por eso Jesús Cristo sabía que los pensamientos del hombre no eran sino tentaciones de creer que lo imposible había ocurrido. Jesús era un ejemplo de la Pureza e Inocencia que transciende la creencia en mentes privadas. Porque no viendo a nadie separado de Dios, Cristo reconoce al Ser como Íntegro.

"Apártate de mí Satanás” (Lucas 4:8), es la declaración de que lo que está creado por Dios como Uno no puede volverse otra cosa, y no le da ninguna credibilidad a la "otra cosa". Es una afirmación de que el Amor y la Verdad no pueden tener ningún contrario, pues la Unicidad no conoce nada "distinto" del Ser en Dios.

Jesús manifestó la Mente de Cristo, que nunca entró en un cuerpo y resplandece sin fin en la Eternidad. La Mente de Cristo sencillamente Es, y Siendo sólo se la puede recordar o reconocer. La Mente de Cristo está más allá de la percepción. El Perdón (o pasar por alto el error) es la manera en que la percepción le cede el paso a la Luz de Dios. El error es la creencia en las mentes y los pensamientos privados, pero el perdón ve que la mente es global y que nada existe "en y por sí mismo" separado de la totalidad. Nada es privado ante la Luz del Amor Divino. Esto significa que los pensamientos, emociones y creencias "humanos" no tienen ningún significado, pues no se basaron en nada en absoluto. La Identidad en Dios es Todo el Significado, y el mundo se desvanece en la Santa Presencia de Dios.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS