Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

UNA PARÁBOLA DEL PERDÓN
EL FINAL DE LA BÚSQUEDA

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "UNA PARÁBOLA DEL PERDÓN EL FINAL DE LA BÚSQUEDA"



Del Libro de David Hoffmeister "Unwind Your Mind - Back to God" - Capítulo VI
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

El perdón es el medio para estar en el milagro, en el que todas las preguntas encuentran respuesta. Esta bella parábola, contada por Hugh y Gayle Prather en A Book for Couples [Un libro para las parejas], lo expresa bien.

Hubo un buscador que fue ante Dios y le dijo: "Me has dicho que mi entrenamiento está casi completo. Has dicho que estoy casi listo para abandonar el mundo de la forma y entrar en nuestro Reino Celestial. Pero Tú Que Eres Amor no me has instruido sobre las cosas entre hombre y mujer".

"Sí, hijo mío" dijo Dios "hay una pregunta que te entristece. Pero ¿la ves con claridad?" Y tal como había sido entrenado, el buscador entró en el Silencio y permaneció allí un rato. Al poco dijo: "Tengo muchas preguntas que me entristecen. ¿He de casarme o he de estar solo? Y si estoy solo ¿he de ser célibe? Y si he de casarme ¿estaremos solos o con hijos? Y si tengo una esposa e hijos ¿habrán de unirse a mí en el trabajo que me has dado? Y si han de unirse a mí ¿qué he de hacer si se niegan?"

"Sí, hijo mío" dijo Dios, "esas y mil preguntas más podrías plantear. Sin embargo ¿no ves una sola pregunta detrás de todas las demás?"

De nuevo el estudiante entró en el Silencio, y esta vez permaneció Quedo durante un largo rato. Y ahora dijo: "Creo que mi única pregunta es: '¿Estoy solo?'"

Y Dios dijo: "Has visto bien. Has visto la única pregunta que hay. El mundo desde el que estás a punto de Ascender era simplemente esta pregunta".

Pero el buscador aún no se reía. Así que Dios dijo: "A lo mejor, hijo mío, crees que no sabes la Respuesta".

El buscador dijo: "¿No hay pensamientos que puedas darme para responder a las muchas preguntas pequeñas que nacen de esta?"

"Hay muchos, en efecto, mientras tú creas que lo Uno son muchos" dijo Dios "pero todas se responden con la respuesta única".

Y entonces Dios le habló al buscador desde lo más hondo de las profundidades interiores del Amor:

Tú eres el milagro que tienes que obrar. Y cada vez que parezcas fracasar en esta función te sentirás solo, y al elegir esto te abstendrás de toda vida, de toda verdad, de toda realidad.

Sabrás cuando has recordado tu función por el Amor que abruma al juicio y al deseo. Pues el milagro es tu función. Ser el reflejo de Mi Amor, y luego ver que nuestro Espíritu Divino es todo lo que hay: dar Amor con facilidad y así recibirlo con facilidad. Nada de lo que dices o haces en el mundo tiene ningún significado sin el Amor.

Amar es estar en Mi Corazón resplandeciente y por lo tanto dentro de los corazones del "menor" y del "mayor" de Mis hijos. Porque cuando estás en Mi Corazón no miras a través de los fallos de tu hermano. No miras más allá de sus fallos, ni por encima de ellos, ni alrededor de ellos. Miras dentro de Mí. Pues sólo en Mi Corazón reconocerás el Pulso que recorre toda la Creación.

En este mundo estarás tentado a creer que para Amar a uno primero tienes que Amar a todos. Pero Yo te digo que tienes que perdonar a un hermano antes de poder Amarlos a todos. Porque sólo hay Uno. No importa si parece que tomas esposa o que no tienes esposa, si parece que tienes hijos o que no los tienes. Porque este hermano es cada niño, esposa y hombre al que miras. Pero hasta que trates al menos a un hermano como tú quieres ser tratado y llegues a reconocer que su corazón es el tuyo propio, parecerá que deambulas en soledad a través del tiempo y del espacio, y que sueñas con la muerte. Parecerá que piensas en hacerle daño a tu hermano y sueñas con hacerme daño a Mí. Pero cuando por fin Despiertes a Lo Que tu hermano es, Despertareis en Mí como Uno solo.

Durante ese Instante regresarás a Casa. Y Te cantaré la Canción Eterna de la Felicidad. Porque Tú eres mi Hijo y no hay ningún otro. Y te meceré para Despertarte a la Vida en Mí: Tú que eres Mi Alegría y Mi Significado y Mi Completitud

Guardo para Ti un sitio en la Eternidad en el que Nosotros permanecemos como Uno, Yo en Ti y Tú en Mí para siempre. Conoce el Amor y sabrás que nunca estás solo.

Gloria a Dios por el Amor Imperecedero. El Perdón siempre es un regalo a nuestro Ser, y por lo tanto el perdón no tiene precio ni coste.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS