Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

TRANSFERENCIA DEL APRENDIZAJE

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "TRANSFERENCIA DEL APRENDIZAJE"



Del Libro de David Hoffmeister "Sosiega la Mente - De Regreso a Dios" (Unwind Your Mind - Back to God) - LIBRO III - Capítulo I
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

La experiencia de la alegría viene a una mente bien dispuesta que ha abandonado cualquier intento de hacer excepciones al milagro. Sólo las excepciones obstaculizan el ser consciente de la mentalidad orientada al milagro, que está Presente siempre. Miremos algunas ideas que van a ayudar a aclarar qué es “la transferencia del aprendizaje” , tal como se la describe en Un curso de milagros. Esta aclaración tendrá beneficios tremendos para cualquiera que desee experimentar el Estado Mental que llamamos Iluminación.

Muchos han oído la enseñanza, el Amor no posee. Este mundo espacio-temporal, fabricado por el ego, es un montaje de posesión. Todos y todo lo que hace la percepción distorsionada es el resultado o producto del deseo de poseer. Para estar libre de cualquier tipo de límite es imperativo poner al descubierto el concepto de posesión y liberar por completo a la mente de él. No existe el perdón parcial ni la curación parcial, y no existe la posesión parcial. O bien la mente cree en la posesión y por tanto experimenta la ilusión de estar aprisionada, o bien la mente ha perdonado o soltado el concepto de posesión y  de manera natural es libre y completa. No puede haber ningún compromiso, vía de en medio ni “equilibrio” en soltar la posesión. Si crees que de verdad puedes poseer algo, permites que tu mente esté poseída por el error/la ilusión. La libertad no es sino escapar de los conceptos, y todos los conceptos del ego suponen la posesión. Una vez que se abandona este error, todos los errores desaparecen de inmediato.

Piensa un poco en lo que parece atraer tanta atención en el mundo: el cuerpo. ¿Qué planes haces que no incluyan la comodidad, la conveniencia y el cuidado del cuerpo? Lo tratas como si fuese tu hogar, como a un valioso tesoro en un mundo de imágenes pasajeras. Sin embargo el cuerpo no es más que un recurso de aprendizaje temporal, que puedes utilizar por un tiempo para expandir tu percepción más allá de sus límites actuales. Y eso es todo. Una mente libre ya no se ve a sí misma dentro de un cuerpo, atada firmemente a él y acogida por su presencia. Sin el concepto de posesión ni siquiera creerías que puedes poseer un cuerpo. Pero tus creencias no se limitan a ver al cuerpo como una posesión: te has identificado a ti mismo con el cuerpo, y por lo tanto te ves a ti mismo como temporal y transitorio. ¿Cómo puede haber ni un poco de consistencia y estabilidad si tu identidad está en un flujo y un cambio constantes? Y parece que este concepto del yo, esta “identidad”, cambia tanto y es tan inestable como las cosas de las que se ha rodeado. No hay estabilidad posible en una situación imposible, y este mundo espacio-temporal es sólo eso: una situación imposible. Todos los días, la mente engañada y desentrenada se preocupa por la supervivencia del cuerpo, y a menudo el estado de esta mente parece estresado, y a veces enfadado,  temeroso y culpable. Aunque estos estados mentales son ilusiones, le parecen muy reales a una mente que cree en el error de la posesión. La posesión es un sinónimo del ego, porque el ego desea conseguir y no tiene ninguna consciencia del Verdadero Dar, que es un atributo natural del Espíritu. Sólo la mente puede ser liberada, y sólo puede ser liberada por medio de la paz del perdón (de soltar la ilusión). Qué sencilla es la salvación.

La confianza en el Espíritu Santo es un requisito básico para experimentar la libertad de la mente. Sin la confianza en el Espíritu Santo el viaje espiritual parecería un empeño intelectual, un compromiso imposible o una serie de pruebas y tentaciones intensas y penosas. ¿Qué es la tentación sino el deseo de hacer reales las ilusiones? ¿Y quién que aún valore las ilusiones del ego va a poder Despertar al Amor eterno de Dios? Cuando respondes a la Llamada a Despertar y estar contento, el Propósito del perdón se fortalece en la consciencia y la necesidad de las preocupaciones y los dramas que rodean al cuerpo se desvanece. Puede decirse con precisión que sin confianza en el Espíritu Santo y devoción a este Propósito, el Despertar parecerá retrasarse hasta que haya disposición a confiar. Conforme desarrollas confianza en el Espíritu Santo todo lo que se percibe como problemas desaparecerá de la consciencia, y con la aceptación de la Expiación, es seguro que los “problemas” nunca volverán.

Puesto que el tema es la transferencia del aprendizaje, nuestra breve discusión eliminará aspectos de este mundo que parecen más problemáticos, porque todos son lo mismo. Todos los aspectos que voy a discutir se basan en el concepto de posesión, y por lo tanto la Respuesta o Solución siempre será simplemente soltar este concepto erróneo. La confianza en el Espíritu Santo deshace el concepto de posesión, y cuando la posesión desaparece sólo queda en la consciencia la Luz del Espíritu. La Luz del Espíritu simplemente Es, la Luz brilla sin estorbos en la consciencia cuando se han quitado los obstáculos. La Luz del Amor es la Unicidad perfecta. En la Unicidad perfecta no falta nada ni hay nada incompleto. Es la Unidad y Pureza de Corazón que siempre irradia Cristo, al ser el Amor de Dios.

En el cosmos espacio-temporal, este Amor está olvidado temporalmente, empujado fuera de la consciencia. La mente durmiente ha experimentado, por lo tanto, una especie de amnesia del Reino de los Cielos. Parece preocupada por los cuerpos, el medio ambiente, la comida, la ropa, el alojamiento, el entretenimiento, la competición, la mejora, el placer, el ataque, el avance económico y la educación, y se esfuerza de diversas maneras por el progreso o por la destrucción. Estas búsquedas dejan a la mente empantanada en un estado antinatural de estrés, muy absorbente y excepcionalmente improductivo. Productividad y Creatividad son sinónimos, pero las fabricaciones y los esfuerzos del ego no tienen nada que ver con la verdadera Creatividad. Las fabulaciones y las metas del ego sólo sirven para perpetuar la ilusión espacio-temporal lineal.

El cosmos espacio-temporal lineal de la distorsión es un juego. La única manera de que el juego se vuelva feliz de manera consistente es permitirle al Espíritu Santo que interprete el juego desde la elevada  Perspectiva de la ausencia de juicios. La posesión es la creencia (el ego) que pareció poner en marcha el juego de lo espacio-temporal. A este juego no se puede ganar ni perder. Este juego sólo se puede perdonar, esto es Observarlo de manera benéfica. El juego está en la mente. Aunque el ego proyecta un mundo que parece ser el juego, no lo es.

El juego no se puede perdonar u observar correctamente hasta que uno se da cuenta de que el juego está en la mente. Por lo tanto, la economía está en la mente. La sexualidad está en la mente. La guerra está en la mente. La competición, el ataque, la defensa, la educación, el entretenimiento, el placer, el sufrimiento, los cuerpos, el esfuerzo, etcétera, son todos juegos con los que juega la mente durmiente. El juego de lo espacio-temporal es sólo un juego de la mente que no tiene realidad alguna de ninguna clase. Es un juego de creencias y no tiene ninguna Sustancia o Espíritu real. Lo único necesario para estar libre del juego de lo espacio-temporal lineal es dejar de jugar al juego y confiar en el Espíritu Santo para todo absolutamente, absolutamente todo. Si te abres a experimentar al Espíritu Santo como el Proveedor te puedes abrir a experimentar tu Ser como Cristo, como Dios, como el Creador. El Camino es muy sencillo, y lo que oscurece el Camino, la Verdad y la Vida es sólo el ego.

Dedica tu “vida” a experimentar la paz que desborda la comprensión del mundo. El drama es sustituido por la Certeza, el esfuerzo es sustituido por el descanso, la depresión y el aburrimiento son sustituidos por la alegría y la libertad, la soledad es sustituida por la intimidad del Propósito compartido, y tu estás felizmente en el Amor con Dios y con todo y con todos. Estoy Presente tan pacíficamente que ya no hay expectativas de que la gente, los sitios, los acontecimientos o las cosas sean en manera alguna diferentes de como Son. Por la Gracia uno vive en el Corazón de Dios, serenamente indiferente al viaje que nunca existió. ¿”Cómo” pareció ocurrir esta consciencia? Confiando absolutamente en el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es el “Cómo”, el Medio y el Fin, juntos como Uno. No queda nada que buscar, no queda nada que lograr. No hay ningún problema que resolver y ningún sitio a donde ir. No queda nada que hacer. La Iluminación es una experiencia del Presente.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS