Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

PARA EXPERIMENTAR NUESTRA NATURALEZA ESPIRITUAL E INMORTAL
Yoga

 

Terapias Alternativas - Para Experimentar nuestra Naturaleza Espiritual e Inmortal: "YOGA"

 

El Yoga se comprende como un proceso y un objetivo, como un medio y un fin. El proceso es la utilización coherente e intencionada de un conjunto de prácticas formales e informales; el objetivo es un logro cuya descripción varía.

A.G. Mohan aborda estos aspectos duales al decir que el objetivo del yoga es “un estado mental que es un fin en sí mismo” y añade que “tanto si queremos tocarnos los dedos de los pies como conectar con Dios, tiene que haber movimiento. Ese movimiento es el yoga”.  Joan Borysenko, dice que la práctica del yoga “está dirigida al aprendizaje para serenar la mente y dominarla”. Habla de las prácticas como una forma de “centrarse” y afirma que el resultado final es un aumento de la conciencia, la honestidad, la seguridad en sí mismo, la competencia y el Amor.

Al practicar Hatha Yoga con regularidad y de forma correcta, nos sentimos mejor, más fuertes, más equilibrados y flexibles. La práctica regular conduce al mantenimiento y la restauración de la salud y el bienestar.

LOS ORÍGENES DEL YOGA

El Yoga tiene su origen en los antiguos Vedas, escrituras sagradas de los hindúes. Los Vedas se transmitieron oralmente en forma de historias y canciones a lo largo de muchos siglos, hasta que quedaron registrados por primera vez el 1000 y el 300 a. de C. En la primera parte de cada uno de los Vedas, los sabios antiguos (rishis), expresan enseñanzas en rituales y reglas de conducta.

En la segunda mitad de cada uno de los Vedas (conocidas universalmente como los Upanishads), estos sabios expresan percepciones filosóficas obtenidas por sus experiencias de estados de superconciencia y ofrecen ánimos que ayudan a los lectores a alcanzar estas percepciones por medio de la experiencia directa.

En los Vedas, el yoga es uno de entre seis sistemas igualmente válidos, descritos como caminos que conducen hacia esa experiencia. Más tarde, el Bhagavad Gita, que significa “Canción de Dios”, se transmitió y se registró por escrito para ayudar mucho más a la gente a comprender y practicar el yoga. Es una sección de la escritura épica sagrada, el Mahabharata. En el Bhagavad Gita el Señor Krishna, como encarnación de Dios, describe cómo puede uno actuar correctamente en la vida. Krishna muestra algunos de los caminos del yoga que nos ayudan a alcanzar nuestra autorrealización.

Estos caminos incluyen el jnana yoga, el bhakti yoga, el karma yoga y el raja yoga. Disponemos de muchas versiones del Bhagavad Gita, traducidas del sánscrito, con comentarios de los maestros de las diversas tradiciones del yoga.

ENSEÑANZAS DEL YOGA

La riqueza de las enseñanzas expuestas como yoga, discurre desde una estructura secular especializada a una estructura religiosa muy ritualizada. Aunque el yoga y el hinduismo comparten raíces comunes, quienes practican el yoga no son necesariamente hindúes, y los hindúes no practican necesariamente el yoga. Según Houston Smith, el hinduismo es único entre la mayoría de las religiones al sostener que las otras religiones “son caminos alternativos y relativamente iguales que conducen al mismo Dios”. No obstante, otras autoridades también afirman que el yoga no está vinculado con ninguna tradición religiosa específica, mientras que algunos creen que el yoga ni acepta ni rechaza a Dios. Se ha interpretado el yoga como teísta y ciertamente es similar a la religión en el sentido de que se basa en preceptos éticos, códigos de comportamiento y rituales y prácticas establecidos.

RAJA YOGA

Los Yoga Sutra constituyen otro texto traducido e interpretado por una amplia variedad de maestros de yoga. Patanjali los compiló en algún momento entre el siglo III a. de C. y el siglo V d. de C. El raja yoga es el estudio y la aplicación práctica de los Yoga Sutras. El nombre se lo impuso Swami Vivekananda, un prolífico autor que explicó los “caminos del yoga”, exactamente seis: raja yoga, karma yoga, hatha yoga, bhakti yoga, jnana yoga y japa yoga.

Los Yoga Sutra de Patanjali se componen de cuatro capítulos que sirven como guía para la exploración de la naturaleza de la mente. El primer capítulo describe el objeto del yoga (experiencia directa de la verdadera esencia). Patanjali define la práctica y la no vinculación como dos elementos esenciales para alcanzar la experiencia de la Unidad. Sostiene que la práctica es la persistencia en realizar esfuerzos coherentes respecto a la firmeza de la mente. Mantenida a lo largo del tiempo y con confianza en el objetivo, la no vinculación es la aceptación de cómo son las cosas en cada momento. No se trata de resignación, y tampoco de desinterés, sino más bien de un esfuerzo activo hacia la ausencia de juicio y la flexibilidad de la mente. El resto de ese capítulo se centra en la naturaleza del samadhi: la culminación de la meditación.

El samadhi es una absorción completa en el estado superconsciente de la unicidad con todo lo que Es.

KRIVA YOGA

Consiste en aceptar el dolor como una purificación, estudiar los textos espirituales y rendirse por completo a la voluntad divina. El kriva yoga es el nombre elegido por Paramahansa Yogananda para describir el conjunto de prácticas que él mismo desarrolló para sus seguidores. La aplicación de cada uno de estos conceptos necesita de toda una vida.

ASHTANGA YOGA

Estos ocho componentes secuenciales fundamentales significan “ocho miembros”. Ashtanga yoga es el nombre que utiliza Pathabi Jois para sus enseñanzas. Estos ocho miembros son las piedras angulares del raja yoga. Empiezan como preceptos éticos (yama, niyama), pasan desde la práctica física (hatha, pranayama) a prácticas más dirigidas hacia el interior (pratyahara, dharana), lo que conduce a la meditación (dhyana) y finalmente al número ocho, la absorción (samadhi).

HATHA YOGA

El hatha yoga se compone de posturas (asanas) y control de la respiración (pranayama). “Ha” significa “sol” y “Tha” significa “luna”, por lo que hatha yoga significa opuestos que se equilibran. El hatha equilibra el movimiento y la quietud, la actividad y el descanso. Equilibra la inclinación hacia delante con la inclinación hacia atrás, las posturas de pie con las invertidas, la inhalación con la exhalación. El hatha está diseñado para relajar y liberar la tensión profunda del cuerpo. Aporta equilibrio al sistema nervioso y estimula las funciones de los órganos internos. Respirar de modo uniforme, sin tensión, es uno de los aspectos más importantes del hatha yoga, tanto en las posturas de estiramiento como en las de apoyo.

PRANAYAMA

Pranayama significa control del prana, la fuerza de la vida, una energía sutil que se cree está compuesta por ondas y partículas. En oriente se denomina energía chi, ki o qi. La respiración, como vehículo del prana, tiende un puente entre los ámbitos físico e invisible. Por eso tiene tanta importancia durante la práctica del hatha yoga.

Las prácticas respiratorias también se utilizan en solitario o antes de la meditación. Ayudan a controlar la mente. Las prácticas respiratorias del yoga aumentan el volumen de la energía y la capacidad vital, y se ha descubierto que son útiles para las personas asmáticas.

JNANA YOGA

Jnana yoga es el camino del yoga que utiliza activamente la mente para ir más allá de sí misma. Algunas personas reconocen vestigios de la filosofía jnana yoga en la psicología humanista y en la psicosíntesis. El yogi jnana dirige el intelecto hacia las grandes preguntas: ¿Quién soy yo? ¿Qué es la vida? ¿Qué es la realidad? ¿Qué es permanente e inmutable?

Jnana significa sabiduría. Al concentrar la mente en la naturaleza de la propia mente, en la naturaleza de la propia naturaleza, y en la naturaleza de la realidad, se puede alcanzar el conocimiento superior. Los yoga sutras recomiendan utilizar la viveka o discernimiento discriminador para eliminar la ignorancia y aportar comprensión de la verdad de la unicidad universal. Viveka significa distinguir lo que es real, permanente y eterno de lo que es temporal, transitorio y cambiante.

JAPA YOGA

Japa yoga es “comunión con Dios a través de la repetición del nombre de Dios”, según Swami Satchidananda, quien dice que un mantra es un cordón dorado entre el que canta y la fuerza cósmica, que enlaza una parte de la mente con Dios, hasta que finalmente la mente queda absorbida y se experimenta la comunión con Dios.

CONTINUAR

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS