Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

MODIFICAR PATRONES DE COMPORTAMIENTO
Hipnoterapia - La Consulta

 

Terapias Alternativas - Modificar Patrones de Comportamiento: "Hipnoterapia"

 

¿QUÉ OCURRE EN UNA CONSULTA?

La consulta inicial puede durar 60-90 minutos, aunque las siguientes sesiones raras veces durarán más de una hora. La primera sesión es principalmente una sesión de evaluación. Buena parte del tiempo se pasará en conversación con el terapeuta:

- Éste preguntará por qué hemos acudido a verle, nos explicará cómo funciona la hipnosis y nos aconsejará sobre lo que podemos esperar obtener del tratamiento.
- Tranquilizará nuestros posibles temores sobre la seguridad de la terapia y nos animará a expresar en voz alta los miedos que podamos tener a fin de ganarse nuestra confianza.

La confianza es importante en cualquier terapia, pero es esencial en la hipnosis, puesto que nuestra cooperación es básica si queremos que funcione. Diferentes terapeutas pueden usar diferentes técnicas, de modo que es mejor saber lo que va a ocurrir desde un principio.

Si hay tiempo, el terapeuta puede inducir hipnosis en la primera sesión, pero a menudo no empezará hasta la segunda. El tratamiento en sí es a menudo mucho menos espectacular de lo que mucha gente espera.

El paciente se tiende en un diván o se sienta en un confortable sillón mientras el terapeuta le induce un estado parecido al trance. Esto puede hacerse de muchas formas, según la que el terapeuta prefiera usar y crea que es mejor para el paciente. Luego usará sugestiones para profundizar la relajación hasta convertirla en un trance. Cuando el paciente se halla en trance puede parecer como si estuviera dormido, pero la sensación no será la misma. La mayoría de la gente se siente relajada, otros afirman sentirse somnolientos, o como si estuvieran flotando o contemplándose ellos mismos dormir. De todos modos, el paciente será consciente de lo que está sucediendo.

Es importante recordar que mientras se halle en trance, el paciente se encuentra completamente controlado, y que el terapeuta no puede obligarle a hacer o decir algo que no desee o que vaya contra sus principios. Si hay alguna parte del tratamiento con la que se siente incómodo, siempre puede levantarse y marcharse. Mientras el paciente se halla en trance, el terapeuta enfocará el problema para el cual se le ha consultado, posiblemente de una de las formas mencionadas anteriormente.

Al final de la sesión el terapeuta animará al paciente a regresar a la consciencia. Le hablará suavemente durante todo el proceso, diciéndole qué es lo que va a hacer y cómo se sentirá después. Por ejemplo, puede decir: “Despertará usted a la cuenta de tres, y cuando lo haga se sentirá relajado y fresco”.

En el transcurso del tratamiento el terapeuta probablemente alentará al paciente a aprender autohipnosis, que él mismo podrá practicar en casa para apoyar el tratamiento que ha hecho con el terapeuta y para equiparse para superar cualquier problema futuro.

¿CUÁNTAS SESIONES SON NECESARIAS?

Es difícil decirlo. Depende de la persona, el problema y el método de tratamiento. Para un problema directo como dejar de fumar o perder peso, puede que sean necesarias un total de 4-5 sesiones semanales, a veces menos. Para problemas crónicos de salud o problemas profundos mentales o emocionales, es más probable que deban tomarse unas 12-15 sesiones semanales. A algunas personas se les puede enseñar autohipnosis en una o dos sesiones.

¿EN QUÉ PROBLEMAS PUEDE AYUDAR?

La hipnosis puede ayudar en muchos problemas físicos, psicosomáticos y mentales. Ha tenido éxito con problemas de hábito y adicciones, como fumar y comer demasiado; problemas originados por traumas pasados; fobias y problemas relacionados con el estrés, como gastritis, eccema, ansiedad, insomnio.

¿ES SEGURO?

Hay una comprensible preocupación sobre la seguridad de la hipnoterapia. Abundan las historias de horror acerca de personas a las que se ha hipnotizado mal y mujeres de las que se ha aprovechado en estado de hipnosis.

Estaremos seguros en manos de un especialista cualificado, de modo que comprobaremos sus cualificaciones, telefonearemos a la asociación de la que afirma ser miembro para una verificación. También es aconsejable acudir a alguien de nuestro agrado. Los hipnoterapeutas sostienen que no existe la posibilidad de hipnotizar mal; o somos hipnotizados o no lo somos. Los niños menores de 4 años no pueden ser hipnotizados porque son demasiado pequeños para cooperar con el terapeuta.

ESTUDIOS CLÍNICOS

Se ha verificado en varios estudios que la hipnoterapia es beneficiosa en el tratamiento de diferentes tipos de dolencias y adicciones.

En un estudio médico realizado en 1978, dos norteamericanos estudiaron el efecto de la hipnoterapia en el control de las quemaduras. Se estudiaron dos grupos de pacientes. El primer grupo tenía 24 pacientes con un 0-30% de quemaduras superficiales; el segundo grupo de 18 miembros, tenía un 31-60%. El grupo de control, al que se buscó después, fue emparejado con los otros grupos que fueron hipnotizados. Los resultados mostraron que había una notable disminución en el tratamiento del dolor de aquellos pacientes que estaban recibiendo hipnoterapia.

Una investigación realizada en un departamento del Royal Berkshire Hospital, en Reading, Gran Bretaña, en 1985, investigó los efectos de la hipnosis en una prueba sobre 14 pacientes que sufrían acúfenos (ruidos de distinta intensidad en los oídos). Todos los pacientes se habían mostrado anteriormente resistentes a todas las demás formas de terapia, y fueron hipnotizados al azar, y en el estado de trance se administraron sugestiones de supresión de acúfenos o de impulsión del ego. Cinco pacientes informaron de beneficios de la técnica en hacer que su tinnitus fuera más fácil de soportar, pero sólo uno de los pacientes mostró una reducción significativa en la fuerza y características del problema.

En Australia se efectuó en 1978 un estudio en la Universidad de Tasmania, en el que se usó una sesión de hipnosis para modificar los hábitos de fumar de 75 pacientes. La sesión incluía sugestiones hipnóticas favorables, entre ellas impulsar el ego, dejar de fumar y otras visualizaciones positivas. Los resultados mostraron que 45 pacientes dejaron de fumar inmediatamente después de la hipnosis y, de ellos, 34 seguían sin fumar seis meses más tarde.

En otra prueba en 1985, se estudió a una serie de pacientes dentales para ver la efectividad de la sugestión hipnótica y la relajación combinadas para controlar las cefaleas que brotaban de la tensión en el cuello y no habían respondido al tratamiento convencional. De los 23 pacientes, 12 informaron de un alivio completo y 10 experimentaron una ligera mejoría. Sólo un paciente no se benefició del tratamiento. Estos efectos se mantuvieron durante un periodo de tres meses y luego un seguimiento de diez meses.

Una prueba en los Estados Unidos en 1992 mostró que la sugestión directa en hipnoterapia tenía éxito en eliminar las verrugas (Verruca vulgaris) en un 80% de los pacientes. Todos los niños en fase de pre-pubertad respondieron bien al tratamiento de hipnosis. Algunos adultos se mostraron resistentes, pero respondieron a la hipnoterapia y a la psicoterapia. De 41 pacientes, 33 fueron curados por completo, 6 no respondieron al tratamiento, y 2 pacientes se perdieron en el seguimiento.

ATRÁS

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS