Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

TERAPIAS PARA EL DESARROLLO PERSONAL
Astrología

 

Terapias Alternativas - Para el Desarrollo Personal: "ASTROLOGÍA"


 

La Astrología puede cambiarte la vida. La Astrología ilumina los rincones secretos de uno mismo, ofrece la llave del entendimiento hacia los demás, aporta un método útil para explorar las relaciones e incluso aporta una visión de futuro. Además, igual que en cualquier área de conocimiento, la Astrología tiene el poder de alterar la percepción. En cuanto aprendes alguna cosa sobre el tema, ya nunca vuelves a ver el mundo con los mismos ojos.

Entre los beneficios de la Astrología, vale la pena citar los siguientes: aumenta tu curiosidad, porque una vez absorbidos sus principios, cada vez que te encuentras con una persona, aunque sea aburrida y crucéis apenas cuatro palabras, el encuentro se convierte en un misterio que debes resolver; en segundo lugar, aumenta tus conocimientos sobre comportamientos y motivaciones; y en tercer lugar (y sobre todo), fomenta la compasión. Hay quien piensa que la Astrología divide a los seres humanos en 12 grupos… ¡qué gran equivocación! Lo que enseña la Astrología es que todo ser humano está sujeto a deseos y necesidades universales, y que cada individuo es un ser totalmente único.

Conócete a ti mismo”, dijo el Oráculo, y actualmente sigue siendo un buen consejo. Por desgracia, este tipo de consejos no suelen ser fáciles de llevar a la práctica a no ser que sepas de Astrología. Ancestral y en continua evolución, la Astrología ilumina los rincones secretos de la psique y marca el camino hacia el autoconocimiento. Además, te permite descubrir tus habilidades, reconocer tus debilidades, aceptar tus necesidades y entender el comportamiento de las personas que conoces, cosa que de otro modo no sería posible…

La Astrología no se limita simplemente a facilitarte información sobre tu personalidad; también puede ayudarte a entender tus relaciones, aportarte una idea general de las áreas más importantes de tu vida y a distribuir tus acciones en el tiempo para sacarles el máximo rendimiento.

Según la leyenda, Isaac Newton, considerado el mayor genio de todos los tiempos, pudo haber explorado el campo de la Astrología. Newton tenía una mente compleja y curiosa. Además de desarrollar el cálculo matemático y descubrir la ley de la gravitación universal, a Newton le interesaba la alquimia (el arte de convertir metales ordinarios en oro), la Biblia y la Astrología…

La Astrología ha sobrevivido a las modas y se ha desvanecido también ante ellas, pero nunca ha tenido que lamentar la falta de seguidores. Catalina de Medici tuvo un astrólogo: Nostradamus; la reina Isabel I de Inglaterra, otro: John Dee; y otras personalidades de la talla de Napoleón, George Washington, J.P. Morgan y Ronald Reagan se dejaron aconsejar también por entendidos en la materia. En todo este tiempo, nadie había ofrecido todavía una explicación satisfactoria sobre el funcionamiento de la Astrología. Durante siglos, los defensores del arte antiguo habían sugerido que el motor de la Astrología tenía que ser la gravedad, el electromagnetismo o la ley metafísica de las correspondencias. El famoso psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo Carl Jung, lo resumió con la siguiente frase: “Nacemos en un momento dado, en un lugar determinado y, como los vinos, tenemos las cualidades del año y la estación en la que nacemos”.

 

No se sabe exactamente cómo funciona la Astrología, como tampoco lo sabía Isaac Newton, pero lo cierto es que funciona. El patrón que trazan los planetas en el momento de tu nacimiento, es decir, tu carta astral u horóscopo, caracteriza tus tendencias, habilidades, retos y potencial. No te predice el futuro, aunque sí tiene en cuenta las posibilidades del destino. Al final, la forma exacta que tome, dependerá de ti…

Identifica y Comprende los Signos del Zodíaco

El signo que ocupaba el Sol cuando naciste, es lo que mejor determina tus bases astrológicas. Define tu ego, tus motivaciones, tus necesidades y cómo enfocas la vida. Pero el Sol no es el único planeta que te afecta. Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón, por no mencionar la Luna, representan distintos tipos de energía que se refleja en el estilo del signo en el que se encuentran. Sin embargo, astrológicamente hablando, el signo del Zodíaco determina tus características esenciales.

Como cualquier otro sistema, la Astrología clasifica e interpreta sus elementos básicos de distintas formas. Para empezar, cada signo se define por la polaridad (patrón de reacción positiva o negativa), la cualidad o modalidad (forma de expresión) y el elemento (describe el temperamento básico):

■  Se puede determinar la polaridad de cada signo dividiendo el Zodíaco por la mitad. Empezando por Aries, seis signos positivos o masculinos se alternan con seis signos negativos o femeninos. Los signos positivos (yang) son más extrovertidos, objetivos y asertivos. Los signos negativos (yin) son más introvertidos, subjetivos y receptivos. El Zodíaco también puede dividirse en parejas de signos opuestos. Estos son: Aries y Libra – Tauro y Escorpio – Géminis y Sagitario – Cáncer y Capricornio – Leo y Acuario – Virgo y Piscis.

■  Las tres modalidades describen distintas formas de expresión. Los signos cardinales son emprendedores, promueven el cambio y logran resultados. Estos son: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio. Los signos fijos consolidan y preservan el cambio. Son centrados y decididos. En este grupo se encuentran: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Los signos mutables son flexibles y versátiles. Se adaptan y se ajustan. Estos son: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis.

■  Clasificar el temperamento de cada signo del Zodíaco a través de la asignación de uno de los cuatro elementos ancestrales, es probablemente el método de clasificación más conocido. El fuego es sinónimo de vitalidad, entusiasmo e intensidad. Los signos de fuego son: Aries, Leo y Sagitario. La tierra dota al signo de estabilidad, sentido común y habilidad para llevar las cosas a cabo. Aquí se encuentran los signos: Tauro, Virgo y Capricornio. El aire alimenta la mente y aumenta la sociabilidad. A este grupo pertenecen los signos de Géminis, Libra y Acuario. El agua fortalece las emociones y la intuición. Los signos de agua son: Cáncer, Escorpio y Piscis.




Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES

«En el mundo interconectado y globalizado de hoy, es común y corriente que gentes de opiniones, creencias y razas diferentes vivan juntas. Es una cuestión de suma importancia entonces, que encontremos maneras de cooperar con los demás, unidos en el espíritu de la mutua aceptación y el respeto.»
S.S. Dalai Lama
«No estoy aquí para enseñar en un sentido convencional, estoy aquí para romper tu corazón, para destrozarlo y dejarlo en pequeños pedazos, para reducirlo hasta que se convierta en fertilizante, para que de ahí surjan tiernos capullos de claridad y nuevos árboles de compasión y tal vez incluso pequeños brotes de sorpresa, regados con tus lágrimas y sudor y nutridos con tu cálida presencia, y estarás tan ocupado cuidando a tus adorados recién nacidos que ni siquiera te quedará tiempo para recordar que alguna vez olvidaste cómo abrir tu corazón.»
Jeff Foster
«Eres espacio... Los pensamientos, imágenes, sensaciones, sonidos, sentimientos, son tus contenidos. Tus contenidos se mueven, cambian, se reacomodan constantemente, sin embargo, el espacio que eres siempre permanece en perfecta quietud. Nunca eres limitado, definido o contenido, integrado ni amenazado por tus contenidos, a los cuales abrazas amorosamente, como una madre abraza a su bebé recién nacido. Saber lo que realmente eres -ese abrazo incondicional a todo el contenido de este momento- es la verdadera alegría.»
Jeff Foster
«Mi dedicación consiste en ser útil a los 7 billones de seres humanos de este planeta, conjuntamente con las criaturas con las que lo compartimos. Si puedes, ayuda y sé útil a los demás, si no puedes, al menos no los lastimes, entonces, cuando todo termine, no sentirás arrepentimiento.»
S.S. Dalai Lama
«Este es un cuerpo temporal, pero lo Intemporal vive en él. El juego de la vida es ir más allá del yo superficial y encontrar la sabiduría no dual y la unidad-amor, el cual es Realidad Intemporal. Es aquí dentro la cueva de tu propio corazón. Cuida al cuerpo, pero no lo adores. Adora a aquél que habita dentro de tu corazón.»
Mooji
«Si quieres ir hasta el final, arrójalo todo. Y justo ahí hay un gozo, una libertad, una luz. Despluma todo a la nada. Arroja tus apegos, tus deseos, tus necesidades e inmediatamente estarás en un estado de frescura total, integridad total. Todo ser humano debería hacer esto de vez en cuando. El buscador serio desarrolla esta despiadada actitud para liberar su mente del colesterol de la identidad egoica. Sé tan vacío y verás que el vacío es totalidad. Y mientras más lo hagas, más disfrutarás el sin esfuerzo de todo. Ignora la voz del intérprete, del periodista del contador o del matemático por un momento y no lo querrás de vuelta. Si quieres llegar hasta el final, arrójalo todo.»
Mooji
«Cuando dejas completamente de esperar una historia mejor, o mejores emociones, o mejores circunstancias, entonces la mente está abierta a indagar hacia aquello que está presente, ahora y siempre, y en paz de manera natural.»
Gangaji
«Cuando podemos reconocer que el alma madura de forma natural y algunas veces con dolor, podemos estar más dispuestos a abrirnos a lo que sea que estemos sintiendo. Podemos parar nuestro proceso de autoprotección y, en vez de eso, autoindagar. Si no nos resistimos a lo que sea que estamos experimentando, entonces la dulzura subyacente de la vida se encuentra incluso en los momentos más amargos.»
Gangaji
«Sufriste en exceso por tu ignorancia. Cargaste tus trapos para un lado y otro. Ahora quédate aquí. En verdad, somos una sola alma, tu y yo. He aquí el sentido profundo de mi relación contigo, porque no existe, entre tú y yo, ni yo, ni tú...»
Rumi
«La observación de sí acarrea ciertos cambios en los procesos internos del hombre… Al observarse arroja, por así decirlo, un rayo de luz sobre sus procesos internos, que hasta entonces trabajaban en completa oscuridad. Y bajo la influencia de esta luz, los mismos procesos comienzan a cambiar.»
George Gurdjieff