Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

SOLTAR EL IMPULSO DEL EGO O CULPAR AL PASADO O A CAMBIARLO

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "SOLTAR EL IMPULSO DEL EGO O CULPAR AL PASADO O A CAMBIARLO"



Del Libro de David Hoffmeister "Sosiega la Mente - De Regreso a Dios" (Unwind Your Mind - Back to God) - LIBRO II - Capítulo IV
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

Hola David:

El motivo que tengo para escribirte es buscar más claridad. Mientras me observo escribir esto, me doy cuenta de que me siento inseguro y en peligro, con poca confianza. Por lo tanto también busco que me asegures que todas las cosas obran conjuntamente para el bien, y que la confianza está profundizando. Ahí va: Los bebés nacen para depender de los seres humanos y tener a quien culpar por su infelicidad. ¿Es esto así en un intento de evitar aceptar la responsabilidad de nuestro propio estado mental, que es nuestra única responsabilidad? Saco a relucir esto porque me doy cuenta de que ¡lo he organizado todo de manera que me distraiga de relajarme en el momento viviente y Ser en la Alegría!

He elegido a mi familia y ellos me han elegido a mí. Lo he organizado todo..., el mundo, la familia, los amigos, las situaciones, las circunstancias, los ideales, los pensamientos.  La buena noticia es que yo no soy ninguna de estas cosas. No soy el mundo. Soy tal como Dios me creó: ¡Íntegro, Perfecto, Inmutable y Eterno!

¿Por qué parece que estoy tan triste? Parezco estar triste por haberlo organizado todo para demostrarme a mí mismo que la falsa imagen del yo que fabriqué es verdadera. Pues bueno, no es verdadera. Hasta ahora he hecho de toda mi vida un montaje en el que utilizo a los demás y a las distintas situaciones para demostrar que es verdad esta mentira sobre mí mismo que me inventé. Ese es el juego del ego y ya no estoy dispuesto a jugarlo, porque sólo sirve para mantenerme distraído de vivir en el Ahora completamente.

Me doy cuenta de que la única manera de parar de jugar es parar de escaparme del momento presente. Cuando me observo, aún veo un deseo oculto de que el pasado no hubiese ocurrido de la manera en que creo que lo hizo. Deseo que no hubiese organizado nada de familia. Deseo que no me hubiese montado nada con aquel tío de África en quien todavía pienso. Me doy cuenta de mi dependencia del sexo, en la mente parece ocurrir una vez tras otra una violación durante mi infancia (la aparente separación).

En algún momento del año pasado mencionaste que la forma no es el problema, que se trata de un problema de percepción. Una vez más, lo puse todo en las manos del Espíritu Santo, pedí que se me revelase la verdad, y confié. Sólo he llegado a darme cuenta de que no sé cuál es el propósito de nada. Pues el pasado no ocurrió de la manera en que creo que lo hizo, porque en el mismo instante en que pareció ocurrir el error, vino la corrección. El Espíritu Santo es la corrección, y quiero aceptarlo en mi corazón y dejar que Él me muestre el camino.

Encuentro que todavía soy duro conmigo mismo. Observo y me doy cuenta de quererlo todo ahora mismo. Esto es posible, porque todo es ahora mismo o ahora mismo es todo. Sin embargo, me doy cuenta de que aún tengo miedo debido a todos esos aparentes recursos del ego que fabriqué. Pero estoy aprendiendo a ser amable y dulce conmigo mismo. ¡Gracias! ¡Gracias, Espíritu Santo! ¡Gracias, Dios! ¡Gracias a mí mismo, por mi disposición a soltar y a dejar que Dios sea, mientras me perdono por lo que creo que hice porque no lo hice! Avec Amour!

Amado:

Gracias por desahogar tu corazón conmigo. Sí, sencillamente permite que los recuerdos y los pensamientos surjan en la consciencia, y suavemente permite que se te recuerde que esos son pensamientos del pasado que flotan por la consciencia. La mayor tentación del ego es la de creer que las cosas habrían sido mejores si hubiesen sido diferentes, y esto es el deseo de cambiar el pasado o de descifrarlo, en lugar de soltarlo o perdonarlo.

Anoche vi la película El efecto mariposa. Es una película para "observar la mente" que ofrece la lección de perdón de que es imposible arreglar los personajes ni los recuerdos del pasado. El protagonista se mantiene reviviendo escenas y recuerdos que habían sido suprimidos debido a la intensidad del horror y los traumas. Utilizar el poder de la mente para rehacer las escenas, lanza al guión en direcciones alternativas, pero ninguno de los guiones de la vida ofrece ninguna satisfacción duradera. Los que están destinados a encontrarse en la forma se van a encontrar, aunque la lección para la mente es que el pasado ya pasó y lo falso es falso. El pasado se ha terminado, aunque el ego quiere que el error se repita una vez tras otra. El estado mental del soñador del sueño es tranquilo y pacífico, y esto es aceptar la Expiación o Corrección de todo el sueño. Creo que vas a encontrar en El efecto mariposa un recurso útil para tu curación.

Esta noche, una vez más, voy a ver Olvídate de mí, una herramienta y un símbolo espectacular del borrado de los recuerdos, el rendirse y el perdón. El amor transciende todos los recuerdos de las percepciones, aunque el ego cree que los recuerdos son el amor. La Luz que brilla más allá de todo recuerdo perceptivo resplandece con Amor Eterno en la Impecable Mente Divina. Más allá de la tentación de hacer juicios y de culpar hay un Amor tan profundo y puro, que la mente durmiente se lanzará al Amor, y abandonará todas las imágenes y baratijas, en el instante en que, al Despertar, recuerde al Amor.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS