Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

SALIR A ENSEÑAR UN CURSO DE MILAGROS
Kenneth Wapnick

 

Libera Tu Ser - Artículos Un Curso de Milagros: "SALIR A ENSEÑAR UN CURSO DE MILAGROS"


Publicado por la Foundation For a Course in Miracles, traducido al castellano por Juan Illan Gómez.
EXTRAÍDO DE: "Las 72 Preguntas más Frecuentes sobre UCDM"
- Pregunta nº 57

 

¿Está relacionado el concepto del círculo de la Expiación con la idea del "mono número 100"? ¿Deberían los "maestros de Dios" salir a enseñar Un Curso de Milagros o a hacer proselitismo?

La respuesta a la primera pregunta es no; representan dos sistemas de ideas completamente diferentes. El concepto del "mono número 100" se basa en una investigación discutible que llegó a la conclusión de que en una especie se alcanza un punto cuantitativo –como un peso determinado que, una vez que se alcanza en un plato de una balanza, la inclina hacia ese plato–, que permite que los restantes miembros de esa especie adquieran lo que los otros ya ha aprendido.

La idea del "círculo de la Expiación" en Un Curso de Milagros no es un concepto cuantitativo, ni tiene nada que ver con un número acumulado de estudiantes del Curso que, una vez que se alcance esta "masa crítica", salvará al mundo. Leemos en el Manual para el Maestro, por ejemplo, que sólo un maestro de Dios basta para salvar al mundo.

Esto es porque sólo hay un maestro –nuestro Ser. Cuando un individuo acepta la Expiación, esa persona recuerda ahora que sólo hay un Hijo y que, por tanto, el sueño de la separación, las diferencias y la multiplicidad era sencillamente irreal. Creer que hace falta un cierto número de estudiantes para salvar a todo el mundo, claramente hace real el concepto de número, sin mencionar que establece también la realidad de una especie o de un mundo que hay que salvar.

Si no se entiende este aspecto no cuantitativo de Un Curso de Milagros, los estudiantes del Curso de Jesús estarían tentados de creer que tienen que hacer proselitismo o de alguna otra manera predicar el "nuevo evangelio según el verdadero Jesús" para ganar tantos estudiantes del Curso como sea posible y que así se salve el mundo. Como ya ha ocurrido, habrá estudiantes que se agrupen y se vean a sí mismos como un movimiento, una red, una religión, una iglesia o alguna categoría especial semejante. Se regocijarán con la idea de que se ha enviado un ejemplar de Un Curso de Milagros al Vaticano, a la Casa Blanca, o a algún otro símbolo del poder en el mundo. Se sentirán llamados a criticar, juzgar y atacar a los otros caminos espirituales, que inevitablemente tienen que ser vistos como competidores en el logro de esa masa crítica de gente necesaria para inclinar la balanza hacia la salvación del mundo.

Todo esto se evita fácilmente centrándose sólo en lo que Un Curso de Milagros enseña, y dirigiendo la atención sólo a las lecciones de perdón y a la aceptación final de la Expiación. No hay nadie más a quien "salvar", y aceptar esto es, pues, nuestra única responsabilidad.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS