Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

PRÁCTICA SIN DISTRACCIONES MUNDANAS
Kenneth Wapnick

 

Libera Tu Ser - Artículos Un Curso de Milagros: "PRÁCTICA SIN DISTRACCIONES MUNDANAS"


Publicado por la Foundation For a Course in Miracles, traducido al castellano por Juan Illan Gómez.
EXTRAÍDO DE: "Las 72 Preguntas más Frecuentes sobre UCDM"
- Pregunta nº 70

 

 

¿Se  practica  mejor  Un  Curso  de  Milagros  en  el  aislamiento,  sin  distracciones mundanas?

Considerando seriamente esta pregunta, habría que reconocer que no tiene sentido. Dentro de nuestros sueños individuales siempre estamos solos, pues no hay ningún mundo fuera de nuestras mentes. Intentar separarnos del mundo, apartarnos de él, es sencillamente caer en la trampa del ego de "hacer real el error", que ya hemos discutido. Otra  vez  habríamos  visto  el  problema  fuera  de  la  mente  –en  este  caso  el  mundo ajetreado y molesto de la separación y la multiplicidad– y lo habríamos hecho real, asegurándonos así de que nunca sea deshecho. En verdad, sin embargo, el problema son  las  ajetreadas  y  molestas  ideas  de  separación  y  multiplicidad  que  tenemos  en nuestras mentes. Intentar cambiar el mundo exterior para resolver los problemas del nuestro mundo interior, es una buena definición de trabajo de lo que el Curso llama magia. Y así, los estudiantes que creen que sólo pueden estudiar y aprender  Un Curso de Milagros yéndose del aula de sus vidas, casi con certeza están siguiendo la guía de sus egos, que se encargan de que nunca aprendan sus lecciones de perdón, sin darse cuenta de que se han separado de ellas.

Aunque siempre hay excepciones, creemos que es razonable decir que casi todos los estudiantes de Un Curso de Milagros deberían practicar sus principios justo en el sitio donde están. Por eso incluyó Jesús en el Manual para el Maestro la pregunta: "¿Se requieren cambios en las condiciones de vida de los maestros de Dios?". Su respuesta explica que para la mayoría de los estudiantes "Es bastante improbable que en la formación del nuevo maestro de Dios, los primeros pasos a dar no sean cambios de actitud" (M-9.1:4). Y los que son guiados a cambiar sus situaciones "casi de inmediato", son "generalmente casos especiales" (M-9.1:6). Naturalmente, muchos estudiantes de Un Curso de Milagros creen estar en esa categoría especial. Las vidas de la mayoría de la gente son dolorosas, y están llenas de circunstancias, relaciones y condiciones corporales muy traumáticas. Es difícil, por tanto, que eviten la tentación de reinterpretar el Curso, o de "oír" al Espíritu Santo "decirles" que dejen sus trabajos y/o familias, y sencillamente estén  con  Él  para  aprender  y  enseñar  el  Curso  a  los  demás.  Siempre  es  práctico acordarse de que no puede haber "distracciones mundanas" salvo que primero uno quisiera estar distraído y, por tanto, tuviera la necesidad de que sea así. Como, en el contexto del mal, dice Jesús en el texto: “Recuerda que el testigo del mundo del mal sólo puede hablar en favor de aquello que vio la necesidad del mal en el mundo” (T-27.VII.6:2).

El mundo, como el cuerpo, en sí mismo y por sí mismo es neutro. Sencillamente hace lo que le pedimos que haga.

Nos gusta recordar a menudo a los estudiantes los orígenes de Un Curso de Milagros. No comenzó en un desierto, ni en la cima de una montaña sagrada, ni Helen era una monja de clausura que se había "enterrado viva por Dios". Jesús le dictó su Curso a Helen en medio de una relación profesional muy tormentosa con Bill, en la que ambos estaban muy ocupados con sus agitados trabajos en uno de los centros médicos más grandes del mundo, más prestigiosos y más basados en el ego, en el corazón de una ciudad que está entre  las  más  importantes  y  ajetreadas  del  mundo.  "El  entrenamiento  es  siempre altamente individualizado" (M-9.1:5), pero creemos que la misma historia de Un Curso de Milagros ofrece un sólido testimonio y un ejemplo de cómo sus estudiantes deberían aplicar su poquito de buena voluntad a aprender en medio de sus vidas cotidianas normales.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES

«En el mundo interconectado y globalizado de hoy, es común y corriente que gentes de opiniones, creencias y razas diferentes vivan juntas. Es una cuestión de suma importancia entonces, que encontremos maneras de cooperar con los demás, unidos en el espíritu de la mutua aceptación y el respeto.»
S.S. Dalai Lama
«No estoy aquí para enseñar en un sentido convencional, estoy aquí para romper tu corazón, para destrozarlo y dejarlo en pequeños pedazos, para reducirlo hasta que se convierta en fertilizante, para que de ahí surjan tiernos capullos de claridad y nuevos árboles de compasión y tal vez incluso pequeños brotes de sorpresa, regados con tus lágrimas y sudor y nutridos con tu cálida presencia, y estarás tan ocupado cuidando a tus adorados recién nacidos que ni siquiera te quedará tiempo para recordar que alguna vez olvidaste cómo abrir tu corazón.»
Jeff Foster
«Eres espacio... Los pensamientos, imágenes, sensaciones, sonidos, sentimientos, son tus contenidos. Tus contenidos se mueven, cambian, se reacomodan constantemente, sin embargo, el espacio que eres siempre permanece en perfecta quietud. Nunca eres limitado, definido o contenido, integrado ni amenazado por tus contenidos, a los cuales abrazas amorosamente, como una madre abraza a su bebé recién nacido. Saber lo que realmente eres -ese abrazo incondicional a todo el contenido de este momento- es la verdadera alegría.»
Jeff Foster
«Mi dedicación consiste en ser útil a los 7 billones de seres humanos de este planeta, conjuntamente con las criaturas con las que lo compartimos. Si puedes, ayuda y sé útil a los demás, si no puedes, al menos no los lastimes, entonces, cuando todo termine, no sentirás arrepentimiento.»
S.S. Dalai Lama
«Este es un cuerpo temporal, pero lo Intemporal vive en él. El juego de la vida es ir más allá del yo superficial y encontrar la sabiduría no dual y la unidad-amor, el cual es Realidad Intemporal. Es aquí dentro la cueva de tu propio corazón. Cuida al cuerpo, pero no lo adores. Adora a aquél que habita dentro de tu corazón.»
Mooji
«Si quieres ir hasta el final, arrójalo todo. Y justo ahí hay un gozo, una libertad, una luz. Despluma todo a la nada. Arroja tus apegos, tus deseos, tus necesidades e inmediatamente estarás en un estado de frescura total, integridad total. Todo ser humano debería hacer esto de vez en cuando. El buscador serio desarrolla esta despiadada actitud para liberar su mente del colesterol de la identidad egoica. Sé tan vacío y verás que el vacío es totalidad. Y mientras más lo hagas, más disfrutarás el sin esfuerzo de todo. Ignora la voz del intérprete, del periodista del contador o del matemático por un momento y no lo querrás de vuelta. Si quieres llegar hasta el final, arrójalo todo.»
Mooji
«Cuando dejas completamente de esperar una historia mejor, o mejores emociones, o mejores circunstancias, entonces la mente está abierta a indagar hacia aquello que está presente, ahora y siempre, y en paz de manera natural.»
Gangaji
«Cuando podemos reconocer que el alma madura de forma natural y algunas veces con dolor, podemos estar más dispuestos a abrirnos a lo que sea que estemos sintiendo. Podemos parar nuestro proceso de autoprotección y, en vez de eso, autoindagar. Si no nos resistimos a lo que sea que estamos experimentando, entonces la dulzura subyacente de la vida se encuentra incluso en los momentos más amargos.»
Gangaji
«Sufriste en exceso por tu ignorancia. Cargaste tus trapos para un lado y otro. Ahora quédate aquí. En verdad, somos una sola alma, tu y yo. He aquí el sentido profundo de mi relación contigo, porque no existe, entre tú y yo, ni yo, ni tú...»
Rumi
«La observación de sí acarrea ciertos cambios en los procesos internos del hombre… Al observarse arroja, por así decirlo, un rayo de luz sobre sus procesos internos, que hasta entonces trabajaban en completa oscuridad. Y bajo la influencia de esta luz, los mismos procesos comienzan a cambiar.»
George Gurdjieff