Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

LIBERARSE DE LA CULPABILIDAD Y DE COMPLACER A LA GENTE

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "LIBERARSE DE LA CULPABILIDAD Y DE COMPLACER A LA GENTE"



Del Libro de David Hoffmeister "Sosiega la Mente - De Regreso a Dios" (Unwind Your Mind - Back to God) - LIBRO III - Capítulo I
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

Hola David:

Has dicho que la culpabilidad procede de aceptar los papeles que asigna el ego. El Curso parece que dice que la culpabilidad viene de creer que puedes atacar a tu hermano y por lo tanto a ti mismo. ¿Puedes aclararme esto? ¿Puede el Espíritu Santo ayudar a tener disposición o la responsabilidad de estar dispuestos es exclusivamente nuestra?

Leí tu carta titulada "Experimento sobre el perdón" sobre un hijo que regresaba como huésped a su hogar. Mi hijo de veinticinco años está viviendo en mi casa desde hace casi un año. Me sentí guiada por el Espíritu a tratarlo como a un huésped, pero creo que he estado haciendo cosas que no se me había pedido hacer. Habíamos acordado que él podía vivir en una caravana que tengo detrás de la casa, que él la restauraría y yo le proporcionaría lo que necesitase para hacerlo. Estaba separado de su mujer cuando vino, pero ahora ella y sus dos hijos están aquí también. Parece que me veo a mí misma cuidando de ellos un montón. Les hago la colada, les cocino y les limpio. Él dejó de hacer lo que acordó hacer, y hablar del asunto no ha dado ningún resultado. Sentí que el Espíritu Santo me estaba empujando a empezar a escuchar de verdad y a seguir a mi guía interno, y sencillamente dejar que mi hijo siga su propio camino. Supongo que lo que me obsesiona es que no quiero ver mi casa patas arriba, con montones de platos sucios y todas las cosas que se acumulan cuando no se limpia. Parece que cuanto más limpio, más me queda por limpiar. Tengo una floristería en la que me encantaría trabajar, y en la que no he podido trabajar durante un par de años porque tenía que cuidar de mi madre que no podía venir conmigo. Ahora ella ya está completamente postrada en la cama y aún la cuido, pero el horario me da la oportunidad de trabajar en la floristería un par de horas cada vez.

¿Cómo me desenredo de ser la cuidadora de los niños, la limpiadora de esa familia, la que cocina para ellos, les hace la colada, etc.? Nuestro acuerdo inicial era que él sacase la basura, hiciese las compras (porque yo no podía salir de casa por mi madre), limpiase lo que ensuciase y restaurase la caravana. Parece que ahora no está dispuesto a hacer nada de eso. A cambio, en los días de visita, yo cuidaría de los niños mientras el trabajaba, haría casi todo el trabajo de la cocina y su colada. Ahora no trabaja sino que cobra el paro. Toda la familia vive aquí. Parece que necesita que cuide de sus niños cuando se va a pescar, a jugar al golf o sale para estar a solas con su mujer. Es como si me hubiera caído encima todo esto. Parece que le irrita que intente discutir todo esto, pero yo quiero mi vida. Esto suena como un culebrón, que yo he creado y del que no encuentro salida. Ya sé que no eres un consultor de problemas sentimentales, pero si me ayudases lo agradecería muchísimo. Lo que me encantaría hacer y lo que me siento llevada a hacer es ir a mi floristería, poner el CD y oír las grabaciones de UCDM cuando me siento creativa. Quiero que eso sea mi ermita por un rato, entre las horas en que me toca ir a cuidar, lavar y alimentar a mi madre.

 

Amada de Dios:

Gracias por tus sinceras preguntas. La creencia de que la Mente Divina Unida a Dios se puede descomponer en trocitos y fragmentos es la creencia en que el ataque es posible. Ver a un hermano como un individuo aparte que tiene una mente privada con pensamientos privados es un reflejo de la creencia en la separación de Dios.

La Mente es siempre Una y Eterna, pero la "mente mortal" inventada por el ego es una creencia ilusoria en la fragmentación. El ego le asigna una "vida" propia a cada fragmento, le pone nombre, y le asigna una serie de papeles a este falso paquete de recuerdos. Así es como el ego intenta hacer algo a partir de la nada. Intenta ver "vida" en ídolos fabricados para que ocupen en lugar de Cristo. Ninguno de estos papeles fantásticos es verdadero.

Todo el mundo es, en efecto, un escenario, aunque la Mente Divina no puede representar ningún papel en él. La Unicidad nunca puede reducirse a un pequeño papel que parece ser representado durante un plazo. Todo lo que se te pide es que estés dispuesto a pedir un milagro y a ver un mundo nuevo con el Espíritu Santo. El estar dispuestos es nuestra responsabilidad, a la que se une el Poder del Espíritu Santo. La razón de que se requiera disposición es que la Voluntad de Dios se puede experimentar sólo por voluntad propia. Si ése es tu único deseo, reconocerás que lo que está sano no tiene ninguna necesidad de curación, y esta es la Expiación, o Corrección del error que nunca existió.

Este mundo se basa en papeles falsos. Cuando la mente intenta representar esos papeles e identificarse con ellos, la culpabilidad se mantiene enterrada, oculta de la consciencia, porque mientras se persigue ciegamente esos papeles, la creencia del ego que los fabricó se mantiene fuera de la consciencia. El ego utiliza la culpabilidad para mantener a la mente en la ilusión de la esclavitud, pues es imposible estar a la altura de los ideales del ego, que nunca han tenido ni vida ni sustancia en la Realidad.

La "persona" nunca está a la altura del "ideal" y de aquí es de donde PARECE brotar la culpabilidad. Sin embargo, ni la persona-montaje ni el ideal o papel-montaje son reales. Has estado midiendo tu "ser" con una regla ilusoria, y sin embargo no eres dos seres. Eres Un Ser Único unido a tu Creador y estás mucho más allá de cualquier medida o comparación. El origen de la culpabilidad que te aprisiona nunca está en no ser suficientemente bueno como madre, padre, hermana, hermano, hijo, hija, vecino, estudiante, ciudadano, maestro del Curso, etcétera. El "origen" de la culpabilidad es, mientras se la tenga por real, la creencia del ego que está por debajo de todos esos papeles.

Tu trabajo con el Curso y con la música te está llamando a tu verdadera función, ¡Y esa función ES tu felicidad, tu libertad y tu paz! No eres la guardiana de tu hermano, y el papel de madre no fue sino un papel temporal para dejar a un lado durante el deshacimiento del ego. Eres Espíritu, pero esto no lo recordarás hasta que sueltes los pequeños papeles que el ego fabricó para mantenerte inconsciente de lo que eres. Conforme empieces a Despertar, el Espíritu Santo te ofrecerá papeles más expansivos (p. ej. maestro de Dios) en lugar de los limitantes papeles del pasado. Pero incluso los papeles aparentemente más expansivos se transcenderán conforme aprendas a perdonar completamente la ilusión. Los trampolines para la Iluminación son sólo decorados de escenarios que te permiten practicar el soltar todas las creencias limitantes y aceptar la única creencia que te liberará, la Expiación.

Verás a tu "hijo" como lo que tú crees que eres. ¿Eres carne? Entonces tu "hijo" es carne y está confinado a la carne. ¿Eres Espíritu? Entonces tu "Hijo" es el Cristo, nuestro verdadero Ser, y todas las imágenes y recuerdos que parecían ocultar la Cara de Cristo se le han perdonado al pasado. Cuando representas el papel de "cuidadora" pones en tu consciencia una límite a tu propia mente, pues das testimonio de la creencia en que todavía el ego está a cargo y aún es responsable. Dale este "papel de cuidadora" al Espíritu Santo, Quien cuida de nuestra mente Santa. Conforme sigas la Guía del Espíritu Santo, verás que no estás sacrificando nada para cumplir con la función que se te ha Dado. El perdón le conviene a tu necesidad y no tienes ninguna otra.

Sé sincera y directa con este asunto, y cuando hables con tu hijo deja que el Espíritu Santo ponga las palabras en tu boca. Cuando hables desde el corazón para decir lo que verdaderamente es más útil sentirás certeza tranquila. Y conforme lo hagas los patrones del pasado, los hábitos de complacer a la gente y los pensamientos de culpabilidad se disolverán, pues en verdad nunca formaron parte de tu Ser  Real. Una vez que se le entregan al Espíritu Santo ya han desaparecido, y si dejas de proteger y de aferrarte a esos pensamientos de complacer a la gente, parecerá que desaparecen rápidamente.

Tu verdadera función espera en tu mente a que te metas de lleno en ella. Quita la tapadera de la olla de los pensamientos del pasado, porque es un desperdicio de energía intentar mantener la tapa y fingir ser lo que no eres. Cuando reces recuerda esto: No pides demasiado sino demasiado poco. No limites tus peticiones, pues lo que mereces tener en la consciencia es la Alegría, y lo que Eres en la Realidad es Alegría. Tu verdadera función te mostrará esto. Vendré a tu función verdadera como testigo de tu disposición a Despertar. ¡Y nos "reuniremos" y le ofreceremos a Dios toda su Gloria, porque la Luz ha venido!

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS