Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

LA FÍSICA CUÁNTICA Y LA LEY DE ATRACCIÓN

 

Libera Tu Ser - La Ley de Atracción


Afirman los científicos que todo cuanto existe es energía…

¿Qué es la física cuántica?

 

Es una de las ramas principales de la física, que explica el comportamiento de la materia (energía).

Su campo de aplicación pretende ser universal, pero es en lo pequeño, donde sus predicciones se hacen tan importantes y reveladoras.

Así, deducimos que el mundo cuántico, es el mundo de las partes más pequeñas que constituyen la materia, el micromundo, el mundo de las partículas subatómicas.

La primera partícula subatómica descubierta,  fue el electrón, en el año 1897.

Los físicos de partículas, han desarrollado modelos para comprender de qué están hechas las cosas, y cómo las diferentes partes que las componen, interactúan entre sí.

El modelo estándar de la física de las partículas, basado en las reglas de la Mecánica Cuántica, nos dice que el mundo está constituido por pequeñísimos bloques fundamentales de quarks y leptones, que se mantienen juntos debido al intercambio de partículas, denominadas gluones y bosones.

La estructura de la física teórica, fue construida sobre dos grandes teorías: por un lado, la Teoría general de la Relatividad, la cual describe la gravedad y el universo macro, y por otro, la Mecánica Cuántica, que describe el micromundo.

J.J. Thompson, abrió el micromundo a la investigación cuando descubrió el electrón como partícula. Tres décadas más tarde, su hijo George Thompson, probó que los electrones eran ondas. Ambos estaban en lo cierto, y ambos ganaron el premio Nobel por sus investigaciones.

Uno de los ejemplos clásicos de la Mecánica Cuántica, es el fenómeno de la doble identidad de la luz, y de todas las partículas conocidas. Doble identidad dada por la identidad onda y la identidad partícula.

Un electrón, es entonces una partícula, y también una onda, o mejor dicho, no es ni una cosa ni la otra, sino que es una entidad cuántica, que bajo ciertas condiciones experimentales, exhibe un comportamiento ondulatorio, como en el caso de las interferencias, y bajo otras condiciones, las mismas especies de objetos (electrones), exhiben un comportamiento corpuscular, de partícula, ("partícula" quiere decir un objeto que puede ser localizado en una región determinada del espacio), como la dispersión de partículas…

Este fenómeno se conoce como dualidad onda-partícula.

Algunos de los aspectos fundamentales de la teoría están todavía siendo estudiados activamente. La mecánica cuántica ha sido también adoptada como la teoría subyacente a muchos campos de la física y la química, incluyendo la física de la materia condensada, la química cuántica y la física de partículas.

Datos del descubrimiento

La región de origen de la Mecánica Cuántica puede localizarse en la Europa central, en Alemania y Austria, y fue desarrollada en su forma básica en el contexto histórico del primer tercio del siglo XX.

El desarrollo formal de la teoría Cuántica, fue obra de los esfuerzos conjuntos de varios físicos y matemáticos de la época, tales como Schrödinger, Heisenberg, Einstein, Dirac, Bohr y Von Neumann, entre otros (la lista es extensa).

¿Cuál es su utilidad en nuestro entorno?

La física cuántica no es un ejercicio académico o intelectual sin sentido para la vida.

Es necesario aplicar esta rama de la física, para construir una planta nuclear, como también una bomba nuclear;  para diseñar mecanismos láser, los cuales permiten, desde escuchar música en un CD, hasta leer información almacenada en el disco duro de un PC, o mecanismos similares al láser, utilizados para amplificar señales satelitales que alimentan lo que vemos en TV.

La física cuántica, es importante también en el diseño y la fabricación de todo aquello que contiene semiconductores: chips para PC y TV, equipos de audio, máquinas de lavar, automóviles, teléfonos móviles…

Los electrones que se encuentran en la parte más externa de los átomos de los elementos, son los que forman las interfaces entre los diferentes átomos y moléculas que así forman todos los compuestos químicos conocidos.

La conducta de los electrones en los átomos y moléculas, solo puede ser explicada a través de la física cuántica, es decir toda la química es explicada a través de la física cuántica.  La vida misma, está basada en interacciones químicas complejas, siendo la más notable de todas, el arquetipo de la molécula de la vida, el ADN… esta molécula, tiene la habilidad de desdoblarse y producir una copia de sí misma.

¿De qué modo podemos aplicarla en la consecución de nuestros deseos?

Basándonos en la teoría de la Física Cuántica, un electrón puede ser una onda (estado puro de la energía, todas las posibilidades por desarrollar), o una partícula (aquello en lo que se convierte una onda, tras ser sometida a la observación y a la intención de quien la observa).

La realidad, a nivel cuántico, es un conjunto de probabilidades, y dependerá únicamente del observador, cual de entre todas ellas, verá manifestarse ante él. En el campo de la ciencia, esto confirma el papel activo que desempeña el ser humano en la obtención de sus deseos, por el simple hecho de observar y desear.

En materia Metafísica, la teoría de la Física Cuántica, coincide con la Ley de la Correspondencia o afinidad, que afirma que todo el Universo, junto a los tres grandes planos (físico, mental y espiritual), es una conjunción de pensamientos precipitados desde la mente infinita de Dios, cualidad que comparte su Hijo (el hombre), hecho a su imagen y semejanza… hay un solo Dios, y una sola mente. De este modo, cumpliéndose el axioma de que “Como es arriba es Abajo”, los hombres, utilizando parte de la mente Divina, precipitan el producto de sus pensamientos, en forma de manifestaciones físicas en un mundo físico.

Y llegados a este punto, nos surge una pregunta importante… “si esto es así, si tantas personas conocen y aplican estos principios, ¿cómo se explica que tan sólo unos pocos consigan lo que se proponen, mientras la inmensa mayoría únicamente experimenta lo que no desea?

En primer lugar, y como todos sabemos ya, somos lo que pensamos y observamos, en virtud de nuestros deseos y las imágenes que proyectamos con la mente… parece sencillo, pero si nos observamos, nos damos cuenta de que muchos de nuestros pensamientos son negativos…

En segundo lugar, “la Fe mueve montañas”, solo que generalmente, el ser humano tiene más miedo que Fe, y cuando esto sucede, nos situamos en una posición de “crear por defecto”, o sea, crear aquello que tememos…

En tercer lugar, a muchas personas les cuesta concentrarse en su objetivo, y mantener con constancia y perseverancia la autodisciplina impuesta, y que se hace necesaria para la correcta aplicación de los principios fundamentales de la Ley de Atracción… por eso se dice que la diferencia fundamental entre Discípulo y Maestro, es que este último, practica el conocimiento constantemente, mientras que el primero, tan sólo piensa en hacerlo, y se pierde en el intento.

Por último, a la falta de voluntad y disciplina, se le suma la dificultad de muchas personas, para mantener una imagen clara, precisa y constante de sus deseos (no podemos estar cambiando cada dos días nuestro objetivo).

Es probable que no exista modo de que el cerebro humano pueda alguna vez aprehender/comprender las verdades últimas del mundo cuántico. Todas las interpretaciones, son simples ayudas para percibir lo que pasa realmente. Nadie sabe lo que el mundo cuántico realmente es, todo lo que podemos saber es cómo es.

Espero que desde este momento, seas capaz de asumir una postura de control y triunfo sobre los eventos de tu experiencia, pues el poder para cambiarlos y dirigirlos únicamente en la dirección de tus intereses, se encuentra dentro de ti…

Tal como dijo Jesús hace cientos de años… “La Verdad os hará libres”… la comprensión y la aplicación deliberada de los principios aquí expuestos, te permitirán volar tan alto como tu mente sea capaz de imaginar… tú pones los límites...

Empieza a crear...

 

Lecturas relacionadas

• “Construye tu Destino”, de Wayne W. Dyer
• “Conversaciones con Dios”, de Neale Donald Walsch
• “El Secreto”, de Rhonda Byrne
• “La Ciencia de volverse Rico”, de Wallace Wattles
• “Piense y hágase Rico”, de Napoleon Hill
• “Padre Rico, Padre Pobre”, de Robert Tiyosaki
• “La Ley de la Atracción”, de Cruz Camilo
• “Pide y se te dará”, de Esther y Jerry Hicks
• “La Ley de la Atracción”, de Esther y Jerry Hicks
• “Poder sin Límites”, de Anthony Robbins
• “Un feliz bolsillo lleno de dinero”, de David Cameron Gikandi
• “El Poder de las Afirmaciones”, de Anon
• “El Millonario instantáneo”, de Mark Fisher

 

LA LEY DE ATRACCIÓN

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS