Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

LA SINGULARIDAD Y EL SILENCIO

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "LA SINGULARIDAD Y EL SILENCIO"



Del Libro de David Hoffmeister "Sosiega la Mente - De Regreso a Dios" (Unwind Your Mind - Back to God) - LIBRO III - Capítulo III
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

El cuerpo es un límite que se le impone a la comunicación universal, la cual es un atributo eterno de la mente. Mas la comunicación es algo interno. La mente se extiende hasta sí misma. No se compone de diferentes partes que se extienden hasta otras. No sale afuera. Dentro de sí misma es ilimitada, y no hay nada externo a ella. Lo abarca todo. Te abarca completamente: tú te encuentras dentro de ella y ella dentro de ti. No hay nada más en ninguna parte ni jamás lo habrá. T-18.VI.8.3

La creencia en estar separado de Dios y la falsa identificación con el cuerpo son el obstáculo que impide la comunicación vertical en la Mente de Dios. El cuerpo, el cerebro y los sentidos parecen comunicar información, pero nada de lo que hay en el plano horizontal o lineal tiene ningún significado de ninguna clase. Cuando el Espíritu Santo utiliza las palabras y los símbolos como ayuda para ir más allá de la necesidad de ellos, se produce una reinterpretación de la percepción. Así, el Espíritu Santo utiliza las palabras para ir más allá de las palabras, utiliza el cuerpo para enseñar que, en el sentido literal, no hay cuerpo alguno, y utiliza el tiempo para enseñar que el tiempo no existe.

La percepción sanada es darse cuenta de que el cosmos es un cosmos singular de ideas, de que no hay nada fuera de la mente. La mente singular es un cosmos perdonado, en el que se ha desvelado la imposibilidad de la división sujeto/objeto que hace la percepción errada. No hay mentes privadas con pensamientos privados separadas unas de otras por muros de carne, por el tiempo y por el espacio. La comunicación universal, que refleja la Mente de Dios, está restablecida.

La condición natural de la mente es una de abstracción total. Mas una parte de ella se ha vuelto antinatural. No ve todo como si fuese uno solo, sino que ve únicamente fragmentos del todo, pues sólo de esa manera puede forjar el mundo parcial que tú ves. El propósito de la vista es mostrarte aquello que deseas ver. Todo lo que oyes le trae a la mente únicamente los sonidos que ésta desea oír.

Así fue como surgió lo concreto. Y ahora son las cosas concretas las que tenemos que usar en nuestras prácticas. Se las entregamos al Espíritu Santo, de manera que Él las pueda utilizar para un propósito diferente del que nosotros les conferimos. Él sólo se puede valer, para instruirnos, de lo que nosotros hicimos, pero desde una perspectiva diferente, a fin de que podamos ver otro propósito en todo.

Un hermano es todos los hermanos. Y en cada mente se encuentran todas las mentes, pues todas las mentes son una. Ésta es la verdad. No obstante, ¿aclaran estos pensamientos el significado de la creación? ¿Te brindan estas palabras perfecta claridad? ¿Qué parecen ser sino sonidos huecos; bellos tal vez, correctos en el sentimiento que expresan aunque fundamentalmente incomprendidos e incomprensibles? La mente que se enseñó a sí misma a pensar de manera concreta ya no puede aprehender la abstracción en el sentido del abarcamiento total que ésta representa. Necesitamos poder ver un poco para poder aprender mucho. Ej-161.2-4

Esa es la importancia de la meditación: sumergirse, por debajo de cualquier idea de pasado o de futuro, en el Silencio interior. El cosmos espacio-temporal es un entramado íntegro y completo. Ningún hilo, ninguna estrella, ningún planeta, ninguna persona, ninguna cosa, ningún átomo se puede arrancar del entramado y destacarse como una "cosa aparte". Nada se puede nombrar como si tuviese existencia separada en sí mismo y por sí mismo. La totalidad no se compone de partes.

Una mente íntegra es una mente feliz, alegre y libre, pues ya no intenta definir y etiquetar la Realidad. El cosmos se fabricó como "realidad" alternativa para poderse olvidar de la Realidad del Cielo. Pareció que el tiempo y el espacio se agrietaban y se dividían en trillones de piezas, ninguna de las cuales ocupaba la misma celda de la matriz de la ilusión. Pareció que surgían niveles y jerarquías, pero ¡anímate!, el Espíritu Santo ve la ilusión como un entramado único y, ¿qué es la Expiación sino esto?

Lo que es lo mismo no puede tener partes separadas. Esta es la sencilla Corrección del error de percibir de manera fragmentada. Este es el Punto de referencia del abstenerse de juzgar, porque lo que es uno está más allá de las comparaciones. El Punto de la liberación mira al pasado como una ilusión, este es el cambio de ideas que trae consigo el reflejo de la Luz interior. El presente está en realidad antes de que el tiempo existiese. "Antes de que Abraham fuese, Yo Soy" es la forma en que se expresa esta idea en la Biblia. La singularidad es el portal del recuerdo de la Luz Abstracta. Cristo es la Luz, y Tú eres eso.

La felicidad nunca se podrá encontrar en la dualidad ni en la multiplicidad. ¡Alégrate!

¿Por qué buscar la felicidad donde nunca se la podrá encontrar? Dios y Cristo, el Creador y la Creación, la Causa y el efecto son Un Único Ser. En la profundidad interior todo es perfecto. Mantente quedo y sabrás que soy Dios, Uno para siempre.

Eres, Ahora, el Reino de los Cielos.

Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzada. No conserves nada. No traigas contigo ni un solo pensamiento que el pasado te haya enseñado, ni ninguna creencia que, sea cual sea su procedencia, hayas aprendido con anterioridad. Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios.

¿No es acaso Él Quien sabe cómo llegar a ti? Tú no necesitas saber cómo llegar a Él. Tu papel consiste simplemente en permitir que todos los obstáculos que has interpuesto entre el Hijo y Dios el Padre sean eliminados silenciosamente para siempre. Dios hará lo que le corresponde hacer en gozosa e inmediata respuesta. Pide y recibirás. Mas no vengas con exigencias, ni le señales el camino por donde Él debe aparecer ante ti. La manera de llegar a Él es simplemente dejando que Él sea lo que es. Pues de esa forma se proclama también tu realidad. Ej-189.7-8

Eres el Cristo Uno Santo Hijo de Dios.

Soy lo que soy. Es humilde aceptarme a Mí Mismo tal como Dios creó a Cristo: Un Único Espíritu. Es arrogante aferrarse a lo concreto y a la condición humana. Permite que Todo Sea exactamente tal como ES.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS