Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

¿QUÉ PASA CON LA ORACIÓN Y LA VOLUNTAD DE DIOS?

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "¿QUÉ PASA CON LA ORACIÓN Y LA VOLUNTAD DE DIOS?"



Del Libro de David Hoffmeister "Unwind Your Mind - Back to God" - Capítulo IV
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

Participante: Me gustaría que hablásemos de la oración. La intención de la oración siempre ha sido hacer que lo de "ahí fuera" sea "mejor", como creemos que debería ser. Entonces ¿qué es la Voluntad de Dios? No comprendo que la Voluntad de Dios sea la mía. Para mí está todo revuelto. No ajusta.

David: Tienes unas cuantas buenas preguntas. La Biblia dice: “Pide y se te dará, llama y se te abrirá". (Mateo 7:7). La ley del karma básicamente establece: "Cosecharás de lo que siembres". No importa cómo lo tomes, todo apunta a la creencia fundamental en que dar y recibir son lo mismo.

En una parte del Canto de la oración, él se refiere a una escalera. Cuando estás realmente vinculado al mundo de la forma, no puedes rezar más que por el mundo de la forma. Este es el peldaño más bajo de la escalera. Ayúdame, ayuda a mi hijo, ayuda a mi tía Marta en su viaje a India, ayuda a que se acaben el hambre y la pobreza en el mundo. Si crees en la realidad del mundo que te rodea, no puedes hacer rezar más que así.

No está mal rezar así, pero hay esferas superiores de la oración. Ayúdame a ver esto de manera diferente es una oración que el Curso ofrece de muchas maneras distintas, porque lo trae todo de vuelta a que se trata de un problema de percepción. Mi percepción está distorsionada, necesito otra manera de mirar esto. Necesito ver paz en lugar de esto.

Tu oración es tu deseo. Si tu deseo es sencillo e íntegro, tu oración, naturalmente, siempre tiene respuesta. Si tu oración es por Dios y nada más que Dios, el estado que recibes es de alegría y de paz. Puedes haberla manchado de deseo de otras cosas. Por ejemplo, Marianne Williamson lo dice algo así: "¿Quiero paz o quiero que él llame?" Es un buen ejemplo porque a veces conseguir que él llame parece más importante que la tranquilidad de espíritu.

A esos niveles del deseo, se puede empezar a ver lo importante que es ponerse en contacto con las creencias inconscientes, lo importante que es ponerse en contacto con lo que son las creencias del ego y cuál es su propósito, y decir: Oye, yo no quiero eso. No voy a seguir enchufando este aparato. No voy a continuar siguiendo al tal ego, porque yo quiero paz. ¿Quién quiere el dolor y la desdicha en lugar de la felicidad? Esto de alguna manera aborda el tema de la oración. Ciertamente se aleja de las oraciones por cosas concretas.

Muchas oraciones, incluso entre Unity y otras maneras de pensar de la Nueva Era, están vinculadas a la abundancia; rezar y usar la mente para visualizar la clase de vida que quieres vivir. Esta oración por cosas concretas no es la forma superior, pero es como uno de los peldaños del medio. Si visualizas y luego experimentas algo, lo mantienes en la mente y parece venir, esa experiencia es poderosa. Apunta a lo poderosa que es la Mente. Es una experiencia clara que se opone abiertamente a: Soy un débil pequeño indefenso don nadie que está sometido a los antojos, y es víctima, de todo lo que hay en el mundo. Pero lo que hace el Canto de la oración y el Curso en general es decir: Vale, estás empezando a aprender que tu mente tiene poder y, de hecho, parece que puedes manifestar cosas. Parece así. El guión ya está escrito y aún ves sólo el pasado pero parece que las cosas que quieres vienen a ti.

Una vez que ves que tu mente es poderosa, ¿qué tal con la Tranquilidad de Espíritu, la Iluminación y la Salvación como tu única meta? Toma esa mente poderosa que estas empezando a darte cuenta que tienes y dásela al Espíritu Santo. Empieza a poner la paz como tu única meta. La paz es una clase de propósito abstracto que puede resultar difícil de aprehender. ¿Cómo estoy en paz si estoy con mi hermano o mi hermana? La paz y el juzgar no van la una con el otro. La paz y su interpretación indudablemente dan un montón de experiencia, pero esos son los peldaños más altos. En vez de rezar por cosas concretas, como dame esto por favor, dame eso por favor, acaba con el hambre en el mundo por favor, haz que el día sea cálido y soleado cuando mi familia salga de picnic, ¡mantén en tu mente esta meta de paz abstracta! Y permite y acepta, así no tienes tanto interés puesto en la forma. La paz viene porque no pones interés en la forma.

Empiezas a sentirte tan contento al subir por esa escalera que nada se ve como un sacrificio. Esas cosas que parecían tan importantes, que parecían de verdad asuntos de gran envergadura... La alegría empieza a ser tan intensa, el pozo empieza a burbujear adentro tanto, que te preguntas cómo pudiste haber creído que esas cosas podían traerte felicidad y paz. Pero en su momento no podías ver eso.

Además de la oración mencionaste la Voluntad. La Voluntad de Dios para su Hijo (para nosotros) es la felicidad perfecta. He oído decir a la gente "Bueno, tiene que ser Voluntad de Dios que la gente se muera de hambre...", pero la Voluntad de Dios es la felicidad perfecta. La Voluntad de Dios no es conocida en este mundo. El mundo está hecho para inventar y encubrir una voluntad ajena (el ego), separada de la Voluntad de Dios, y de ahí vienen el dolor, el miedo y la desdicha. La Voluntad es Libre cuando la mente ha aceptado la Expiación y está sanada. Entonces la voluntad es libre porque la Voluntad del Padre y la del Hijo son Una, y el Hijo lo sabe. El Hijo sabe que su Voluntad no está separada de la de su Padre. Jesús sabía esto como un asunto de Hecho.


Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS