Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

LA CONFIANZA RESOLVERÍA YA CUALQUIER PROBLEMA

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "LA CONFIANZA RESOLVERÍA YA CUALQUIER PROBLEMA"



Del Libro de David Hoffmeister "Unwind Your Mind - Back to God" - Capítulo V
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

En la sencillez de la Divina Providencia se cuida de todas las cosas por medio de la Escucha Interior y de seguir la Orientación que se recibe. Lo que se ofrece al servicio de Cristo también se recibe en el servicio de Cristo. La mente sanada no exige y, por lo tanto, no está sometida a exigencias. La mente sanada está en paz, contenta con Lo Que Es y, por tanto, no tiene ninguna necesidad de confrontación con nada ni con nadie. El estado mental pacífico es incapaz de verse desafiado, pues nada puede amenazar a la paz, y el momento presente no contiene nada que lo haga vulnerable. El tiempo va a la deriva desde la Perspectiva del mundo perdonado y ningún estrés ni esfuerzo es posible en el momento presente. Todo lo que es útil en el Plan de Dios se Da gratuitamente y gratuitamente se Recibe. Confiando en el Espíritu Santo, todo lo que se percibe como "necesario" se satisface con facilidad; una vez que el Propósito del Espíritu Santo se acepta sin excepciones no se requiere ningún esfuerzo.

Ejemplos de la Divina Providencia que vienen a la cabeza son Jesús, Buda, la Madre Teresa, la Peregrina de la Paz, y San Francisco, por nombrar a un puñado. Dieron completamente desde el Espíritu y permitieron al Espíritu conducir y dirigir el camino y proveer lo que fuese necesario para sus vocaciones en la tierra. Ofrecieron gratuitamente su estado mental. Vivieron con sencillez y tuvieron muy pocas necesidades y penurias. Y para los que confían la reciprocidad es una cosa del pasado. No cobraron por las palabras que hablaron. Habían transcendido el concepto de reciprocidad –dar para conseguir– pues en el Dar como Dios Da no hay nada aparte del Dar. Dar el Amor es extender. Extender el Amor no tiene ningún coste, ni precio, ni alquiler, ni jornal, ni intereses ni preocupaciones. Lo que es Proveído viene gratis sin ningún compromiso.

En este mundo, la Divina Providencia le parece a la mente desentrenada entre rara e imposible, pues la reciprocidad ya está aprendida y la confianza es desconocida hasta que se desarrolla. Es relativamente fácil para el ego aprender y acumular capacidades, aprender a realizar tareas mundanas sin sentido y participar en la danza económica de la reciprocidad. Lo que necesita un esfuerzo inicial es la disposición a abrirse a la dependencia de Dios; a escuchar y seguir al Espíritu Santo, y a soltar ideas de orgullo y sacrificio del Ser tales como "ganar a cambio del trabajo" y "ganarse la vida" personalmente, pues la máscara de la personalidad necesita ser deshecha antes de que la Luz de Cristo pueda brillar sin restricciones ni estorbos.

Cristo no tiene ningún "empleo", al Ser Amor Eterno. Cristo no paga ninguna "deuda", al Ser Íntegro y Completo. Para Conocerte a Ti mismo como Cristo sólo es necesario perdonar, o soltar la ilusión de un yo, de un mundo, de una identidad no creada por  Dios. Conforme uno avanza en su entrenamiento mental, uno experimenta que el  Propósito del perdón acarrea los medios y el fin de la felicidad. San Agustín dijo, "Ama y haz lo que quieras". Cristo Llama a la mente dormida: "Perdona y Sé como Eres". La  Identidad como Cristo es una creación de Dios y sólo se la puede recordar. El Perdón sencillamente elimina los obstáculos a la consciencia de la Presencia del Amor. Intentar "ser quien lleva las riendas" es fatigoso sólo porque es el ego el que "intenta". En el Propósito, todo es dado sin esfuerzo. La Facilidad Divina siempre es el indicador de que la mente está siguiendo en el momento al Consejero Divino.

Relájate. No hay ninguna necesidad de seguir intentándolo tan desesperadamente. Suelta. Confiar en el Espíritu Santo es fácil, y tratar de "ganarte la vida por tu cuenta" es difícil. Si encuentras que el mundo es una lucha, o una serie inacabable de desafíos, confrontaciones y problemas, dimite ya como maestro de ti mismo. Deja que guíe y dirija el Consejero Que Conoce el Camino. Di, sintiéndolo, "Me haré a un lado y dejaré que Él me muestre el camino" ¡y contempla la danza de la Felicidad, la Paz y la Alegría!

El Amor Divino ha satisfecho y siempre va a satisfacer todas las necesidades humanas mientras persista la percepción de carencias. Y en el Cielo no se carece de nada. Relájate en la confianza y observa cómo se disuelven en el Amor los "problemas" ilusorios. En la Presencia de la Luz la oscuridad ni siquiera parece existir. El mundo está cabeza abajo y del revés; en el perdón se hace evidente que nada del mundo significa nada. El orgullo no es nada. El logro personal no es nada. Nada en el aprendizaje del mundo ofrece ni una pizca de Felicidad duradera. Visto desde la Perspectiva del mundo perdonado es evidente que no hay ningún mundo separado del pensamiento, y el conflicto desaparece para siempre de la consciencia.

Me uno a Ti, Amado, en el Gran Despertar a la Vida Imperecedera. El Cristo nunca puede morir, ni cambiar, ni crecer, al Ser Uno para siempre. Es más fácil ser Uno que intentar luchar contra la Unicidad. El reconocimiento viene con un suspiro de Felicidad y Paz profunda.

Toda Gloria a Dios por crear a Cristo Uno con Toda la Creación.

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS