Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

EMOCIONES QUE FAVORECEN LA SALUD

 

Libera Tu Ser - Artículos Ciencia/Belleza/Salud/Medioambiente: "EMOCIONES QUE FAVORECEN LA SALUD"


 

Publicado en revista CuerpoMente - Nº 250

 

Los distintos estados de ánimo pueden tanto favorecer la enfermedad como ayudar a curarse.

La relación entre las emociones y la salud era conocida por los sanadores y chamanes hace miles de años. Los tratamientos que se realizaban en los templos de Asclepio, en la Grecia clásica, estaban diseñados para producir una profunda impresión en el ánimo del paciente con el fin de que se produjera un cambio en el curso de su dolencia. La medicina china, el ayurveda de la India o la moderna homeopatía, también han tenido siempre en cuenta las emociones como un síntoma más y un aspecto de la terapia.

El peso de la personalidad

Hoy la relación entre emociones y salud está demostrada científicamente mientras no deja de aumentar el consumo de psicofármacos. Los expertos en psiconeuroinmunología han observado, por ejemplo, que las emociones negativas aumentan los niveles en la sangre de las hormonas del estrés que deprimen el sistema inmunitario. Cada emoción (tristeza, alegría, enojo, temor…) provoca una respuesta química característica en el cerebro. La tristeza estimula la ínsula y el tronco cerebrales y desactiva el cíngulo posterior, mientras que la felicidad activa el cíngulo posterior y una zona distinta de la ínsula. Las emociones desencadenan una serie de reacciones en el cuerpo y con ello favorecen el desarrollo de determinadas enfermedades.

Ya en la década de 1960 Friedman y Rosenman relacionaron la personalidad insegura, activa, perfeccionista, impaciente, competitiva, controladora y agresiva –la llamada personalidad “tipo A”- con un mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos, como angina de pecho o infarto de miocardio.

El cáncer se ha asociado con la personalidad “tipo C”, caracterizada por la resignación, la sumisión y la renuncia a la expresión y satisfacción de las propias necesidades. Sin embargo, la mayoría de oncólogos consideran que la “personalidad C” no es un factor de riesgo en el cáncer, aunque puede influir en la supervivencia una vez se ha contraído.

Emociones a flor de piel

La piel es un órgano bastante sensible a las alteraciones emocionales. Los eccemas, la dermatitis seborreica, la psoriasis e incluso algunas dolencias de origen autoinmune, como el lupus eritematoso sistémico, pueden agudizarse en función del nivel de estrés nervioso.

Trastornos digestivos como el dolor de estómago o el síndrome del colon irritable pueden tener orígenes nerviosos. Las molestias de las úlceras gástricas, aunque las sufran personas infectadas con la bacteria Helycobacter pylori, se agudizan cuando hay estrés emocional.

Las subidas de tensión, los ataques de asma o incluso las lesiones musculares se ven condicionados por las emociones.

El optimismo es rentable

Pero así como las emociones negativas pueden provocar un desequilibrio que conduzca a la enfermedad, las positivas favorecen la curación.

Tenemos la necesidad fundamental de pertenecer a un grupo y apoyarnos en él, y esa necesidad dirige nuestros pensamientos, sentimientos y comportamientos. Las personas aisladas, aunque sean más libres, tienden a vivir con menos ánimo y a sentir lo que ocurre en el entorno como una amenaza. Con ello su salud se resiente.

Que determinados pensamientos y emociones puedan favorecer las enfermedades no debería llevar a creer que, como en teoría se hallan bajo el control de la conciencia, una persona es culpable de las enfermedades que sufre. No es cierto. Son también muy importantes la constitución genética, las condiciones del entorno e incluso el azar. El organismo es muy complejo y no obedece sólo a la voluntad de la mente consciente.

La alegría de compartir, el amor y la esperanza son auténticas medicinas preventivas que no se venden en las farmacias. El optimismo puede parecer una actitud ingenua ante un pesimismo que se cree más realista, pero si lo que queremos es conservar el bienestar, la confianza señala el camino idóneo.


Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS

PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES

«En el mundo interconectado y globalizado de hoy, es común y corriente que gentes de opiniones, creencias y razas diferentes vivan juntas. Es una cuestión de suma importancia entonces, que encontremos maneras de cooperar con los demás, unidos en el espíritu de la mutua aceptación y el respeto.»
S.S. Dalai Lama
«No estoy aquí para enseñar en un sentido convencional, estoy aquí para romper tu corazón, para destrozarlo y dejarlo en pequeños pedazos, para reducirlo hasta que se convierta en fertilizante, para que de ahí surjan tiernos capullos de claridad y nuevos árboles de compasión y tal vez incluso pequeños brotes de sorpresa, regados con tus lágrimas y sudor y nutridos con tu cálida presencia, y estarás tan ocupado cuidando a tus adorados recién nacidos que ni siquiera te quedará tiempo para recordar que alguna vez olvidaste cómo abrir tu corazón.»
Jeff Foster
«Eres espacio... Los pensamientos, imágenes, sensaciones, sonidos, sentimientos, son tus contenidos. Tus contenidos se mueven, cambian, se reacomodan constantemente, sin embargo, el espacio que eres siempre permanece en perfecta quietud. Nunca eres limitado, definido o contenido, integrado ni amenazado por tus contenidos, a los cuales abrazas amorosamente, como una madre abraza a su bebé recién nacido. Saber lo que realmente eres -ese abrazo incondicional a todo el contenido de este momento- es la verdadera alegría.»
Jeff Foster
«Mi dedicación consiste en ser útil a los 7 billones de seres humanos de este planeta, conjuntamente con las criaturas con las que lo compartimos. Si puedes, ayuda y sé útil a los demás, si no puedes, al menos no los lastimes, entonces, cuando todo termine, no sentirás arrepentimiento.»
S.S. Dalai Lama
«Este es un cuerpo temporal, pero lo Intemporal vive en él. El juego de la vida es ir más allá del yo superficial y encontrar la sabiduría no dual y la unidad-amor, el cual es Realidad Intemporal. Es aquí dentro la cueva de tu propio corazón. Cuida al cuerpo, pero no lo adores. Adora a aquél que habita dentro de tu corazón.»
Mooji
«Si quieres ir hasta el final, arrójalo todo. Y justo ahí hay un gozo, una libertad, una luz. Despluma todo a la nada. Arroja tus apegos, tus deseos, tus necesidades e inmediatamente estarás en un estado de frescura total, integridad total. Todo ser humano debería hacer esto de vez en cuando. El buscador serio desarrolla esta despiadada actitud para liberar su mente del colesterol de la identidad egoica. Sé tan vacío y verás que el vacío es totalidad. Y mientras más lo hagas, más disfrutarás el sin esfuerzo de todo. Ignora la voz del intérprete, del periodista del contador o del matemático por un momento y no lo querrás de vuelta. Si quieres llegar hasta el final, arrójalo todo.»
Mooji
«Cuando dejas completamente de esperar una historia mejor, o mejores emociones, o mejores circunstancias, entonces la mente está abierta a indagar hacia aquello que está presente, ahora y siempre, y en paz de manera natural.»
Gangaji
«Cuando podemos reconocer que el alma madura de forma natural y algunas veces con dolor, podemos estar más dispuestos a abrirnos a lo que sea que estemos sintiendo. Podemos parar nuestro proceso de autoprotección y, en vez de eso, autoindagar. Si no nos resistimos a lo que sea que estamos experimentando, entonces la dulzura subyacente de la vida se encuentra incluso en los momentos más amargos.»
Gangaji
«Sufriste en exceso por tu ignorancia. Cargaste tus trapos para un lado y otro. Ahora quédate aquí. En verdad, somos una sola alma, tu y yo. He aquí el sentido profundo de mi relación contigo, porque no existe, entre tú y yo, ni yo, ni tú...»
Rumi
«La observación de sí acarrea ciertos cambios en los procesos internos del hombre… Al observarse arroja, por así decirlo, un rayo de luz sobre sus procesos internos, que hasta entonces trabajaban en completa oscuridad. Y bajo la influencia de esta luz, los mismos procesos comienzan a cambiar.»
George Gurdjieff