Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

EL PROPÓSITO ES A POR LO QUE VAMOS

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "EL PROPÓSITO ES A POR LO QUE VAMOS"



Del Libro de David Hoffmeister "Sosiega la Mente - De Regreso a Dios" (Unwind Your Mind - Back to God) - LIBRO II - Capítulo VI
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

David: El propósito es a por lo que vamos. El perdón es el propósito. También se le puede llamar la salvación o la Expiación, se le puede llamar muchos nombres diferentes. Hay un propósito diferente para este mundo que está muy oscuro y enterrado. Cuando la mente se queda dormida, piensa en el propósito en términos concretos. ¿Cuál es el propósito de una casa? ¿Cuál es el propósito de un lápiz? ¿Cuál es el propósito de los zapatos? Todo parece tener un propósito. Si empiezas a mirarlo realmente, casi siempre el propósito se reduce a cómo se relaciona con el cuerpo. Todo se reduce al cuerpo. Puede decirse que las ciudades crecieron cerca de las corrientes navegables y las carreteras, y que parecen tener una función económica. Ese propósito se basa en la economía. El sistema económico se basa en apoyar la vida humana, lo cual está conectado directamente a la identificación con el cuerpo. El propósito al que estamos intentando llegar no es natural para la mente engañada, de la misma manera que el perdón no lo es. Cuando la mente se quedó dormida, aprendió un mundo falso. Uno tiene que desaprender el mundo cuidadosamente. Uno tiene que aprender un propósito nuevo. En el Reino de los Cielos no hay propósito alguno. Sólo hay ser. El propósito es como una meta y en el Reino de los Cielos no hay ninguna meta.

Participante: Entonces, ¿el propósito del perdón sólo entró en juego con la aparente separación? ¿En la verdad no hay perdón? ¿En la verdad no hay propósito?

David: Correcto. No hay ninguna necesidad de Expiación ni de corrección en el Cielo. Si hablamos de un sólo propósito, estamos hablando del Cielo. Estoy utilizando la palabra "Cielo" como natural. El Cielo es natural. Cuando la mente se quedó dormida, eso fue muy antinatural, y ahora tiene que aprender esta correccion que es muy antinatural. Es como una aguja en un pajar. La mente se durmió y se encontró a sí misma en el pajar y ahora tiene que encontrar la aguja. Para hacerlo tiene que cuestionar cada trozo de paja del pajar. Requiere de un recorrido muy completo. No se puede meter la mano en cualquier sitio al azar con la esperanza de encontrar la aguja. Por eso es tan importantante que sigamos viniendo juntos a mirar a todos los obstáculos y estorbos a nuestra consciencia de ese propósito. Tiene que aprenderse muy cuidadosamente.

La sección La nueva interpretación del Capítulo 30 habla del propósito. Dice que: "Solamente un propósito firme puede otorgarle a cualquier acontecimiento un significado estable". Una vez que la mente se queda dormida, percibe todas esas imágenes, todo está distorsionado. En lugar de haber un sólo propósito unificado, hay millones de aparentes propósitos. Todo lo que se percibe parece tener un propósito diferente. Parece que este libro tiene un propósito diferente al de este micrófono. Parece que estos zapatos tienen un propósito diferente al de este sofá. La mesa parece tener un propósito de alguna manera diferente al de la silla. Todo parece tener significado en y por sí mismo. Jesús aborda esto en el Libro de ejercicios:

En los niveles más superficiales recono­ces el propósito de todas las cosas. Sin embargo, el propósito de algo no se puede entender en esos niveles. Por ejemplo, entien­des que el propósito de un teléfono es hablar con alguien que no se encuentra físicamente en tu proximidad inmediata. Lo que no comprendes es para qué quieres ponerte en contacto con él. Y es eso lo que hace que tu contacto con él sea o no significativo. Ej-25.4.

Llamar a alguien por teléfono es una cosa, y otra es ¿cuál es mi propósito para llamarlo? ¿Para qué es esto? Cuando se responde esa pregunta se está bajando al nivel de la mente. Eso es una decisión de la mente. ¿Cuál es mi propósito para llamar a mi hermano, como opuesto al propósito superficial?

"Enseña solamente amor, pues eso es lo que eres". T-6.I. Una vez más, sea haciendo una llamada telefónica, yendo a visitar a alguien, o haciendo cualquier cosa, sintoniza con el Espíritu Santoy pregunta: Espíritu Santo, ¿qué quieres que diga, qué quieres que haga? Puede tomar la forma de una llamada telefónica, pero en realidad se trata de la intención. Esa palabra es sinónima de propósito. ¿Qué intención tengo? ¿Estoy intentando hacer culpable a alguien? ¿Estoy llamando para manipular a alguien para que haga lo que yo quiero que haga?

Participante: ¿Quieres decir que si intento ponerme en contacto con mis hijos porque estoy preocupada y quiero saber cómo les va, eso es una cosa, pero si quiero llamar a alguien sólo para cotillear sobre alguien, entonces ese es mi propósito?

David: También se necesita mirar a la idea de preocupación. Si el Espíritu Santo tiene un propósito, y si me alineo con él y siento paz, entonces quiero enterarme de cuál es ese propósito porque no se está bien cuando uno se siente asustado o preocupado. Es incómodo.

Participante: Cuando no contestan el teléfono, yo podría pensar: Probablemente han salido al lago. Están perfectamente. Lo están pasando bien. Pero luego mi siguiente pensamiento podría ser un esfuerzo para tranquilizarme a mí misma de que no ha pasado nada, con la esperanza de que todo vaya bien. Me asusto porque pienso que tal vez han perdido el número de teléfono y están intentando llamarme pero no pueden. Entonces intento tranquilizarme otra vez con que están perfectamente.

David: La lección 37 dice: "Mi santidad bendice al mundo". Y la lección 38 trata de manera muy práctica con la preocupación por cómo le va a la gente. La lección es: "No hay nada que mi santidad no pueda hacer". El primer párrafo dice:

Tu santidad invierte todas las leyes del mundo. Está más allá de cualquier restricción de tiempo, espacio, distancia, así como de cualquier clase de límite. El poder de tu santidad es ilimitado porque te establece a ti como Hijo de Dios, en unión con la Mente de su Creador. Ej-38.1.

Y las aplicaciones concretas, en cursivas, son las que son realmente útiles. Son así: "En esta situación con respecto a _____ en la que me veo envuelto, no hay nada que mi santidad no pueda hacer". Rellena el espacio en blanco con tu propio nombre cuando pienses en ti mismo llamando a casa y sintiendo miedo de no tener respuesta.


Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS