Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

EL CANTO DE LA ORACIÓN

 

Libera Tu Ser - Kenneth Wapnick "EL CANTO DE LA ORACIÓN"



Publicado por la Foundation For a Course in Miracles, escrito por Kenneth Wapnick y traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

Pregunta 388

 

He pensado y meditado mucho sobre el concepto de oración. Me parece que lo único que podemos hacer al rezar es dar gracias. Como Dios no entra ni puede entrar en la forma humana, no podemos pedirle nada, pero parece que mucha gente dice que rezaron y Dios hizo esto o aquello para ellos, y de ahí sus “milagros”. ¿Qué ocurre en estos casos? Dime más sobre la oración. Comprendo que parece tonto pedirle a Dios que haga lo que ya está hecho. ¿Qué dice Jesús?

RESPUESTA: El suplemento del Curso “El canto de la oración” puede responder a muchas de tus preguntas sobre la oración. En él se describe distintos niveles o etapas, y se utiliza la imagen de una escalera de mano que llega hasta Dios. La oración que describes, en la que la gente pide determinadas “cosas” (materiales, psicológicas o emocionales) para ellos mismos o para otros, está situada al pié de esa escalera. Es una forma de magia en la que parece que algo o alguien de fuera (Dios, en este caso) concede un deseo. Lo que en realidad ocurre es un proceso mental. Una persona quiere algo y utiliza el poder de la mente para obtenerlo. Pero, puesto que la persona no se da cuenta, o tiene miedo, del poder de la mente, lo que parece es que se hace una petición y Dios, Jesús o el Espíritu Santo la conceden. Luego se le llama “milagro” a esto. Como puede que sepas, el milagro, tal como enseña Un curso de milagros, no tiene nada que ver con nada externo. Puesto que el Curso nos enseña que de verdad tenemos una mente que tiene el poder de elegir, con toda seguridad no interesa que pensemos que Dios concede lo que se le pide en oración de la manera antes descrita. El Curso nos dice que la oración verdadera es la oración del corazón, y que siempre tiene respuesta, puesto que en el sueño tenemos y experimentamos cualquier cosa que deseemos de verdad. Un principio muy importante de Un curso de milagros explica esto: “No hay ningún mundo aparte de lo que deseas, y en eso radica, en última instancia, tu liberación. Cambia de mentalidad con respecto a lo que quieres ver, y el mundo cambiará a su vez. Las ideas no abandonan su fuente.” (E.132.5:1-3).

La sencilla oración del Curso sería pues nuestra disposición a cambiar de ideas. Todos nuestros esfuerzos por practicar y aplicar las enseñanzas del Curso –el perdón, soltar los resentimientos, prestar atención a nuestros pensamientos y creencias, buscar la guía del Espíritu Santo para transformarlos, recordar nuestra meta tan a menudo como podamos– son las formas que toma nuestra oración. Son la expresión de nuestra disposición a aceptar la curación de nuestras mentes, el deseo de nuestros corazones, mientras contemplamos con sinceridad las diversas formas que, en nuestras interacciones y búsquedas a lo largo del día, toman nuestra resistencia y oposición a la sanación. Al final, esta oración nos va a conducir a darnos cuenta de lo que de verdad queremos, a lo más alto de la escalera de la oración desde donde: “Has entendido que perdonas y oras sólo para ti mismo. Y mediante este entendimiento sanas. Al orar te has unido a tu Fuente, y has entendido que nunca te alejaste de ella. Este nivel no lo podrás alcanzar hasta que hayas dejado de albergar odio en tu corazón, o deseo alguno de atacar al Hijo de Dios.” (C.3.IV.4:3-5).

Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS