Esta web utiliza Cookies. Puedes ver nuestra política de Cookies  AQUÍ.   Si continúas navegando, estarás aceptándola.  
Política de Cookies +

AL SEGUIR A CRISTO, ¿ME ODIARÁ EL MUNDO?

 

Libera Tu Ser - David Hoffmeister "AL SEGUIR A CRISTO, ¿ME ODIARÁ EL MUNDO?"



Del Libro de David Hoffmeister "Unwind Your Mind - Back to God" - Capítulo V
Traducido al castellano por Juan Illan Gómez.

 

Hola David,

¿Es verdad que el mundo me odiará si sigo a Cristo? Preferiría que el mundo sintiese mi paz. La primera afirmación, ¿es sólo un pensamiento que es verdadero sólo si yo lo creo?

Creo que hay un pasaje del Curso sobre que no habré aprendido mi lección final hasta que todos los que piensen en mí sientan paz. Estoy luchando con el sentimiento de que he sido conducido por Cristo sólo para encontrarme en desacuerdo con los que tengo alrededor. Por favor ayúdame a liberar mi mente.

Amado,

Parecerá que la persecución, la acusación, y el ataque son reales mientras la creencia en pensamientos privados y mentes privadas siga recibiendo fe. La creencia en que una Idea de la Mente de Dios puede abandonar Su Fuente y entrar en un mundo espacio-temporal de formas, y en que un muro de carne puede contener una mente  privada con pensamientos propios, todo esto brota de una creencia que es errónea.

El "papel del acusador" aparecerá en muchos sitios y de muchas maneras, y parecerá que te acusa a ti, pero no tengas miedo, al final se irá y te dejará en paz. El reconocimiento de nuestro Ser como Cristo es el final de los conceptos de "líder" y "seguidor", pues ¿Quién es Cristo sino Uno Mismo? Y con este reconocimiento el ataque se ve como imposible. Porque la Unicidad no puede atacar ni ser atacada, al Ser Una.

La Mente Divina es singular, el ataque de cualquier tipo o grado es, en verdad, imposible. La Paz no puede entrar en una mente que se percibe a sí misma en un mundo de dualidad. La paz de Dios transciende la perspectiva personal; se puede decir verdaderamente que Dios no respeta a las personas.

Lo que te parece ver y encontrar alrededor de ti son pensamientos de duda que aún no han sido elevados ante la Luz. Pero "ver" por medio de los cinco sentidos no es Ver con la Visión de Cristo. Las imágenes parecen odiarte a "ti" que sigues a Cristo, pero sólo son testimonios de la creencia en un ser insignificante. Las imágenes tienen todo el significado que les dio el ego, pero nada del ego tiene significado. Este es el punto de retroceso en el que permites que el significado de "Nada de lo que veo significa nada" amanezca en la consciencia. Este es el punto de ir dentro a la experiencia de "No hay ningún mundo", la idea que se presenta en la lección 132. Este es el misticismo, la experiencia dentro de la Mente que no puede ser explicada ni descrita. Lo que ahora está al alcance de la mano es la "renuncia" a nada a cambio de la experiencia del Todo. No hay nada fuera de Ti, Santo de Dios.

Encontrar a Cristo es ver la imposibilidad de la búsqueda. La búsqueda era la enfermedad. La búsqueda era la confusión. La Paz es su propia recompensa, pues Causa y Efecto están juntos, nunca separados. La Mente Única transciende el concepto de partes. Cuando se acepta la sanación (la Expiación), desaparece el concepto de "mentes individuales" separadas. Ese concepto ERA la confusión, pues era la creencia en que el ataque era real. Era la creencia de que la Mente se puede astillar en muchos, muchos trozos separados. La Paz y la Unicidad son lo Mismo, y no se las puede encontrar separadas. La tranquilidad de espíritu es olvidar el concepto de "trozo". La prueba de la paz perfecta a la que te refieres se aplica a tu Santa Mente, Amado.

La interpretación que te doy ahora es: La experiencia de la Paz de Dios incluye a todos y a todos, porque no hay nada fuera de la Mente de Dios. Lo que Tú reconoces como tu Ser es verdad para Todo, pues Cristo es Todo. Deja que las imágenes desaparezcan de tu consciencia y descansa en el Amor de nuestro Padre. Nunca se puede encontrar la Paz en el intento de reconciliar las imágenes con la verdad. Déjalas desvanecerse en una oración por lo eterno. Yo estoy dando testimonio Ahora de que Tú eres Ello, la Totalidad de la Creación, pues Nosotros somos Un Ser.

La invitación a que Cristo no Sea sino Él Mismo permanece igual. De nuevo miremos al Libro de Ejercicios, lección 189:

Haz simplemente esto: permanece muy quedo y deja a un lado todos los pensamientos acerca de lo que tú eres y de lo que Dios es; todos los conceptos que hayas aprendido acerca del mundo; todas las imágenes que tienes acerca de ti mismo. Vacía tu mente de todo lo que ella piensa que es verdadero o falso, bueno o malo; de todo pensamiento que considere digno, así como de todas las ideas de las que se siente avergonzado. No conserves nada. No traigas contigo ni un solo pensamiento que el pasado te haya enseñado, ni ninguna creencia que, sea cual sea su proce­dencia, hayas aprendido con anterioridad. Olvídate de este mundo, olvídate de este curso, y con las manos completamente vacías, ve a tu Dios. Ej-189-7.

Tú eres el Don de Dios para siempre. El final de la duda sobre nuestro Ser es el final de la confusión.


Donativos a LiberaTuSer

DONATIVOS

Aquí puedes realizar tu Donativo. Con ello estarás ayudando a sufragar los gastos de mantenimiento y alojamiento de este sitio.

Si deseas realizar un Donativo, haz clic sobre la flecha.

TU
APORTACIÓN
ES
VALIOSA

LiberaTuSer

PÁGINAS AMIGAS